EFE | Santa María (Brasil)

La policía brasileña arrestó hoy a uno de los propietarios de la discoteca que se incendió el domingo en la ciudad de Santa María y en la que murieron 231 jóvenes, así como a dos de los músicos que se presentaban en el momento de la tragedia, según fuentes oficiales citadas por medios locales.

Los arrestos, con carácter provisional, fueron solicitados por el comisario responsable de investigar el incendio más trágico de Brasil en los últimos cincuenta años.

Familiares de Tanise, una de las víctimas del incendio ocurrido en la discoteca Kiss de Santa María (Brasil) en el funeral de la joven hoy lunes. EFE
Familiares de Tanise, una de las víctimas del incendio ocurrido en la discoteca Kiss de Santa María (Brasil) en el funeral de la joven hoy lunes. EFE
Publicidad