EFE | Washington

La debilidad de la economía estadounidense, acentuada por un alto desempleo y la crisis en Europa, es el principal enemigo de las aspiraciones de reelección del presidente Barack Obama y el argumento que domina las críticas republicanas a su gestión.

Estados Unidos, ha dejado atrás los momentos más complicados de la crisis, a diferencia de Europa, y su economía crece, pero lentamente y permanece como la mayor preocupación entre los votantes, según coinciden todos los sondeos.

El mandatario es consciente de que su reelección está estrechamente ligada a la recuperación económica del país, que a su vez depende de la evolución
El mandatario es consciente de que su reelección está estrechamente ligada a la recuperación económica del país, que a su vez depende de la evolución de la situación en Europa. EFE/Archivo
Publicidad