La terapia con protones se utiliza para tratar algunos tipos de cáncer y consiste en una radioterapia con haces de partículas. La Sociedad Americana contra el Cáncer precisa que los haces de protones “causan menos daño a los tejidos que atraviesan, pero son muy efectivos, causando menos efectos secundarios en el tejido normal”, aunque matizan que "se necesita estudiarlos más".

Unidad de Radioterapia del Hospital Universitario de Álava (País Vasco).Foto: David Aguilar/EFE
Unidad de Radioterapia del Hospital Universitario de Álava (País Vasco).Foto: David Aguilar/EFE
Publicidad