Hace ahora doscientos años, el 18 de junio, finalizó la batalla de Waterloo, escenario de la caída de uno de los mayores generales de la historia: Napoleón Bonaparte. Con su derrota se puso fin al Primer Imperio Francés y a la Era Napoleónica.

El actor Mark Schneider (i) encarna a Napoleón Bonaparte en la recreación histórica de una batalla. El francés sufrió en Waterloo la derrota que supus
El actor Mark Schneider (i) encarna a Napoleón Bonaparte en la recreación histórica de una batalla. El francés sufrió en Waterloo la derrota que supuso su declive definitivo.EFE/Jan-Peter Kasper
Publicidad