EFE | Miami (EE.UU.)

La temporada de huracanes en el Atlántico, que comienza oficialmente el 1 de junio, será menos activa de lo normal, pero las autoridades de Estados Unidos pidieron hoy no bajar la guardia y advirtieron de que el efecto de un solo ciclón puede ser "catastrófico" para la población.

Según los pronósticos publicados hoy por el Gobierno de Estados Unidos, en esta temporada que arranca el 1 de junio se prevé la formación de 6 a 11 tormentas tropicales, de las cuales entre 3 y 6 derivarían en huracanes.

La NOAA pronosticó que, de los huracanes previstos para esta temporada, hasta 2 de ellos podrían ser de categoría mayor 3, 4 o 5 en la escala de inten
La NOAA pronosticó que, de los huracanes previstos para esta temporada, hasta 2 de ellos podrían ser de categoría mayor 3, 4 o 5 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson. EFE/Archivo
Publicidad