EFE | Saná

La repentina intervención militar encabezada por Arabia Saudí en Yemen contra los milicianos del movimiento chií de los hutíes ha supuesto la regionalización de un conflicto sobre cuya solución difieren los regímenes de confesión chií y suní de la región.

Riad, que de momento descarta una intervención terrestre en Yemen, ha conseguido que ocho países árabes -Emiratos, Baréin, Catar, Kuwait, Egipto, Sudán, Marruecos y Jordania-, además de Pakistán, se unan a su aventura, lanzada en respuesta a una solicitud del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

 
  • Yemeníes se reúnen cerca a un vehículo incendiado supuestamente perteneciente a combatientes Houthi después de enfrentamientos con milicias tribales l
  • Miembros del movimiento chií de los hutíes alzan sus armas y gritan consignas durante una protesta por los bombardeos contra posiciones hutíes en Saná
  • Varias personas carga sus pertenencias en un vehículo tras decidir trasladarse a un lugar más seguro después de un bombardeo saudí en un barrio en San
  • Fotografía facilitada por la Agencia Saudí de prensa que muestra al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi (d) a su llegada al aeropuerto de Riad, Y
 
Yemeníes se reúnen cerca a un vehículo incendiado supuestamente perteneciente a combatientes Houthi después de enfrentamientos con milicias tribales l
Yemeníes se reúnen cerca a un vehículo incendiado supuestamente perteneciente a combatientes Houthi después de enfrentamientos con milicias tribales leales al presidente yemení Abdo Rabbo Mansour Hadi. EFE
Publicidad