EFE | Madrid

La auxiliar de enfermería Teresa Romero, que está curada de la infección por el virus de Ébola, tiene "un bajón emocional importante" por su situación de aislamiento y tras ser informada del sacrificio de su perro Excálibur como medida preventiva.

De esta forma lo ha expresado a los medios de comunicación la portavoz de la familia, Teresa Mesa, a las puertas del Hospital Carlos III, adonde ha acudido a interesarse por la evolución de la auxiliar de enfermería y de su marido Javier Limón.

Una persona con una mascarilla se asoma esta tarde por una de las ventanas de la quinta planta del Hospital Carlos III de Madrid, en el que se encuent
Una persona con una mascarilla se asoma esta tarde por una de las ventanas de la quinta planta del Hospital Carlos III de Madrid, en el que se encuentra ingresada la auxiliar de enfermería Teresa Romero, contagiada de ébola. EFE/Archivo
Publicidad