EFE | Madrid

La religiosa Juliana Bonoha ha expresado "la alegría" y su gratitud a todos los que han participado en el proceso desde su repatriación de Liberia el pasado 7 de agosto, pero también su tristeza al recordar a sus compañeras de congregación que siguen en ese país, afectado por el brote de ébola.

Durante su primera comparecencia ante los medios de comunicación tras ser dada de alta del Hospital Carlos III, donde estuvo 21 días ingresada y aislada, Juliana ha querido manifestar con una amplia sonrisa su alegría, aunque minutos después la emoción le ha entrecortado su mensaje de agradecimiento.

La hermana de la Congregación de las Misioneras de la Inmaculada Concepción, Juliana Bonoha Bohe, repatriada a España desde Liberia junto al sacerdote
La hermana de la Congregación de las Misioneras de la Inmaculada Concepción, Juliana Bonoha Bohe, repatriada a España desde Liberia junto al sacerdote Miguel Pajares, fallecido a causa del ébola, ha comparecido hoy en rueda de prensa tras haber sido dada de alta en el Hospital Carlos III. EFE
Publicidad