EFE | Alicante

Una red que introducía hachís procedente de Marruecos en las costas de la Comunitat Valenciana y la Región de Murcia, usando embarcaciones semirrígidas y también barcos de pesca, ha sido desarticulada en una operación que se ha saldado por el momento con seis detenidos y 1.400 kilos de esta droga intervenidos.

Los miembros de la organización empleaban pesqueros para no levantar sospechas y, de esa manera, pasar desapercibidos por los radares del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) de la Guardia Civil.

Fotografía facilitada por la policía nacional de uno de los barcos utilizados por una red que introducía hachís procedente de Marruecos. EFE
Fotografía facilitada por la policía nacional de uno de los barcos utilizados por una red que introducía hachís procedente de Marruecos. EFE
Publicidad