EFE | Madrid

La auxiliar de enfermería Teresa Romero permanecerá aislada en el Hospital Carlos III de Madrid hasta que el análisis de los fluidos corporales confirme que no hay restos de virus y los médicos estén convencidos de que no hay posibilidad de contagio.

Así lo asegurado hoy en rueda de prensa el jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Carlos III y miembro del equipo médico que atiende a Romero, José Ramón Arribas, quien ha insistido en que la paciente estará en aislamiento "hasta que tengamos la seguridad de que no hay restos de virus en sus fluidos".

 
  • El jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, José Ramón Arribas, durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana p
  • El jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, José Ramón Arribas (d), acompañado por el gerente del hospital de La Paz, Ra
  • El jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, José Ramón Arribas, a su llegada a la rueda de prensa que ha ofrecido esta m
  • thumb
 
El jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, José Ramón Arribas, durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana p
El jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, José Ramón Arribas, durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana para informar sobre el estado de salud de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, que ya está curada de la enfermedad, tras confirmarlo el último de los análisis. EFE
Publicidad