EFEUSA | Washington

La nueva legislación presentada esta semana en el Congreso de EE.UU. para acelerar los tratados de libre comercio internacional ha abierto una nueva brecha entre los demócratas, una discusión en la que los más progresistas se oponen de manera frontal mientras otros toman posturas cercanas a los republicanos.

Conocido como "fast track" (vía rápida) o Ley de Promoción del Comercio, el proyecto legislativo impulsado por miembros de ambos partidos pretende facilitar y acelerar el proceso de los acuerdos, de manera que si el presidente Barack Obama cumple unos parámetros preestablecidos por el Congreso, los tratados no puedan ser enmendados por el Legislativo, sólo aprobados o rechazados.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. EFE/archivo
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. EFE/archivo
Publicidad