EFEUSASan Juan

La secretaria adjunta del Ejército de EE.UU. a cargo de Obras Públicas, Jo-Ellen Darcy, aprobó el estudio de viabilidad y la declaración de impacto ambiental para el Proyecto de Restauración del Ecosistema del Caño Martín Peña, un canal natural en San Juan obstruido por sedimentación.

La Corporación del Proyecto ENLACE, iniciativa de restauración ambiental del Caño Martín Peña formada por una alianza de organizaciones, informó hoy a través de un comunicado de que la aprobación permitirá una mejora de la calidad del agua y el medioambiente en la zona.

La aprobación llega después de que ENLACE invirtiera 3 millones de dólares y más de 4 años de trabajo coordinado con el Cuerpo de Ingenieros de EE.UU.

"Con esta decisión confirmamos que el proyecto de restauración ecológica del Caño Martin Peña entrará a la fase previa de construcción, ingeniería y diseño. Nos comprometemos a trabajar juntos para lograr que fluya el agua limpia y que el caño vuelva a ser saludable", señaló Darcy.

El proyecto incluye dragar el caño a 100 pies (30 metros) de ancho y 10 pies (3 metros) de profundidad, lo que permitirá recuperar una gran superficie del estuario de la Bahía de San Juan y mejorar la calidad de vida de los 25.000 habitantes en las ocho comunidades aledañas al Caño, que se inundan frecuentemente.

La directora ejecutiva de ENLACE, Lyvia Rodríguez, señaló que a pesar de haber sido marginadas por décadas estas comunidades ejemplifican lo que se puede lograr bajo condiciones adversas.

En el área del caño miles de personas están expuestas a aguas de inundación que contienen descargas sanitarias, incluso tras lluvias modestas.

El dragado del Caño es vital para que Puerto Rico pueda enfrentar de mejor forma las tormentas más intensas que se esperan como resultado del cambio climático.

En 2007, el Congreso de los Estados Unidos autorizó el Proyecto de Restauración del Ecosistema del Caño Martin Peña sujeto a la aprobación del estudio de viabilidad.

ENLACE elaboró el estudio junto al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico y el Cuerpo de Ingenieros, en un proceso que incluyó desde el inicio la participación ciudadana y de expertos de agencias gubernamentales locales y federales.

Según el estudio de viabilidad, el costo total del proyecto federal es de 221 millones de dólares, de los cuales 142 millones serán fondos federales a ser asignados anualmente por el Congreso.

El dragado es uno de los componentes del plan de desarrollo integral para la zona, que incluye un paseo a lo largo del caño, infraestructura pluvial de agua potable y sanitaria, el realojo de cientos de familias y la construcción de viviendas para que quienes deseen puedan permanecer en su comunidad.

En octubre de 2015, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidad, la Secretaria Auxiliar del Ejercito para Obras Civiles y el Gobierno de Puerto Rico representado por el gobernador y la Corporación del Proyecto ENLACE firmaron un acuerdo que sentó las bases de coordinación de los esfuerzos relacionados a la restauración del ecosistema del Caño Martin Peña.

Actualmente en algunas partes del tramo del Caño Martín Peña no corre prácticamente agua debido a la obstrucción por sedimentos del canal.

Las inundaciones causan a su vez que las aguas fecales que son vertidas hacia el canal por los vecinos por falta de un sistema sanitario organizado inunden las vías del área e, incluso, las viviendas.

Para evitar la especulación inmobiliaria y que las poblaciones sin títulos de propiedad pudieran ser reubicadas en otras áreas de la ciudad fue creado en 2004 el Fideicomiso de la Tierra del Caño Martín Peña.