EFEUSASan Juan

El gobernador de Puerto Rico apeló hoy a la "razón" para que se resuelva la huelga que desde hace más de un mes mantiene la Universidad de Puerto Rico (UPR), advirtió que tener el centro cerrado puede tener consecuencias y dijo que en caso de continuar el paro la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) podría tomar el control de la UPR.

En declaraciones a los medios, Ricardo Rosselló advirtió que el hecho de seguir la huelga y que siga cerrada la UPR "puede que tenga consecuencias y compete a los estudiantes y a los que trabajan ahí entender esto".

"Tener una universidad cerrada no va a producir nada positivo hay muchas personas que quieren ir a trabajar. Yo apelo a la razón hay maneras de llevar y conducir los distintos argumentos", dijo.

"Existe la posibilidad de que la Junta de Supervisión Fiscal tome control y entonces puede tomar medidas y una política pública que les sea adversa", aseveró.

Además de respaldar el hecho de que la policía no intervenga para abrir los portones en Río Piedras, recalcó que al igual que al ejecutivo le ha tocado tomar medidas de ahorro, "pues también a ellos".

Rosselló también respaldó la no intervención policial en el conflicto sobre los accesos a la UPR.

La UPR ha pedido hoy al Tribunal Supremo que revoque la decisión de que la universidad abra las puertas de acceso para el lunes.