EFEUSASan Juan

Desde el inicio de la huelga hace más de 50 días en la Universidad de Puerto Rico (UPR) se han generado en la institución académica gastos de 245.415 dólares y se han abonado 140 millones en salarios pese a estar cerrada.

A dicho problema, se une la posibilidad de que la presidenta interina, Nivia Fernández, y la rectora del campus de Río Piedras, en San Juan, Carmen Rivera, puedan ir a la cárcel si las puertas principales de dicho recinto siguen cerrados el lunes.

A ambas les fue impuesta una multa este martes por no haber hecho cumplir la decisión del Tribunal Apelativo, tras una demanda de un grupo de estudiantes, para que se abrieran las mismas.

Los portones permanecen cerrados desde que hace poco más de un mes cuando se inició la huelga de sus estudiantes por los recortes millonarios de unos 512 millones de dólares impuestos por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

La advertencia de poder ir a la cárcel fue realizada ayer por la jueza Lauracelis Roques, al continuar cerrado el recinto de Río Piedras, vigilado por estudiantes que apoyan el paro indefinido.

Este lunes ambas responsables deberán comparecer ante la justicia y explicar el motivo por el cual siguen cerradas las puertas y, si no logran justificar la razón de ello o no tenerlas abiertas antes del lunes, podrían ir a la cárcel.

Por otro lado, la presidenta de la Universidad de Puerto Rico mantiene hoy una reunión con los rectores de Río Piedras, mientras que Carmen Rivera, celebra otra con los decanos del considerado uno de los primeros centros docentes de Puerto Rico.

Fuentes próximas a ambos encuentros indicaron a EFE que ambas estaban previstas antes de los problemas con la justicia.

Por otro lado, en declaraciones hoy a la emisora de radio local WKAQ, la contralora de la isla, Yesmín Valivieso, desveló y calculó en unos 140 millones de dólares la cantidad desembolsada desde el inicio de la huelga, el 6 de abril, para pagar a los trabajadores de la institución académica pese a no estar en sus puestos de trabajo.

En este sentido dijo que si se sumaran dichas cantidades mes tras mes "llegamos a los 450 millones de dólares que hay que recortar", agregó.

Además Valdivieso advirtió de la cantidad de dinero que habrá que desembolsar para arreglar todas las instalaciones y objetos que no se están usando debido a la huelga, cuando la misma se levante.

A este respecto, la presidenta interina de la UPR, desveló ayer que la paralización de la Universidad de Puerto Rico le ha costado a la institución 245.415 dólares hasta la fecha, debido a los proyectos de construcción de mejoras permanentes que han quedado en suspenso.

Los gastos incurridos son principalmente por concepto de recargos administrativos, disminución en la productividad y diversos actos de vandalismo reportados.

"Al 16 de mayo, estos gastos acumulados ascienden a 184.365 dólares en el recinto de Río Piedras, en paro desde el 28 de marzo; a 47.550 en la UPR en Humacao y a 13.500 dólares en la UPR en Arecibo", remarcó.

Además, la UPR reportó la pérdida aproximada de 4.307 dólares en cada día en ahorro energético y de agua debido a la interrupción de los proyectos de mejoras permanentes en el recinto de Río Piedras; al día de hoy, esta pérdida en ahorros asciende a 215.357 dólares.

De acuerdo a Fernández, "la situación es muy preocupante toda vez que todos los esfuerzos se concentran en reestablecer las operaciones académicas y administrativas en todas las unidades".

Por último, destacó que "los daños que continúan generándose representan gastos cuantiosos y la institución no cuenta con los recursos presupuestarios adicionales para estas reparaciones mayores, a lo que deberán sumarse las pérdidas de incalculable valor que puedan surgir por colecciones y obras que forman parte de nuestro patrimonio".