EFEUSASan Juan

El proyecto de ley presentado en el Senado de Puerto Rico por el gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP) para que la población de la isla vote sobre la relación política con Estados Unidos genera reservas entre las formaciones de la oposición.

Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y Partido Popular Democrático (PPD) mostraron hoy cautela ante la iniciativa del presidente de la Cámara alta, Thomas Rivera Schatz, que el lunes presentó un proyecto de ley para que la población se pronuncie sobre el estatus de la isla, un Estado Libre Asociado a EE.UU.

De aprobarse la "Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico" que impulsa Rivera Schatz, el próximo 28 de mayo se celebrará una consulta popular no vinculante que incluirá las opciones de anexión a EE.UU. y soberanía.

El proyecto establece que en el caso de que la opción de la anexión sea la ganadora le corresponderá al Gobierno estadounidense poner en marcha un plan de transición para que se atienda el asunto.

El presidente del PIP, Rubén Berríos Martínez, dijo hoy a través de un comunicado que se trata de una iniciativa que puede considerarse en cierta medida positiva por tratar de cambiar lo que tanto su formación como el PNP consideran que es el actual estatus colonial que sufre Puerto Rico.

"Aunque nuestra propuesta sigue siendo la de una asamblea de estatus, el PIP siempre mantiene la puerta abierta al diálogo para buscar formas de adelantar procesos que puedan culminar en la descolonización de Puerto Rico mediante el ejercicio de nuestro derecho inalienable a la libre determinación e independencia", dijo Berríos Martínez.

"Ahora veremos si la actitud del PNP es una de diálogo constructivo o de imposición", concluyó.

La excandidata a la gobernación por el PIP María de Lourdes Santiago señaló por su parte que si el proyecto es un punto de partida para negociar una votación sobre el estatus es una buena noticia, pero que si se pretende que se apruebe tal y como está escrito lo considera inaceptable para cualquiera que no apueste por la anexión.

El presidente del PPD, David Bernier, señaló a través de un comunicado sobre el asunto que el proyecto de estatus del PNP en el Senado no cuenta con apoyo popular, pero que a pesar de ello su formación participará en las vistas públicas para su discusión que se celebrarán en la Cámara alta.

"De igual forma vamos a mantener conversaciones en el Congreso de Estados Unidos, estableciendo comunicaciones directas, llamando la atención sobre la naturaleza del resultado electoral, en donde no hay un mandato del pueblo en favor de la 'estadidad' -anexión-", dijo.

Bernier se reunió hoy a los cuatro miembros del comité de estatus del PPD designados atender los temas relacionados con el estatus político de la isla.

El mencionado comité está compuesto por el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, el expresidente del Senado Eduardo Bhatia Gautier, el legislador Luis Vega Ramos y el abogado José Alfredo Hernández Mayoral.

Rivera Schatz indicó el pasado lunes que el proyecto será evaluado y considerado por el Senado durante los próximos días, aunque no matizó las fechas.

El proyecto establece que se utilicen los 2,5 millones de dólares asignados a través de una ley federal en 2014 para preparar a la población de la isla para la consulta sobre la relación política de la isla con Estados Unidos.

Puerto Rico es un Estado Libre Asociado a EE.UU. desde el 25 de julio de 1952, y en 2012, coincidiendo con las elecciones a gobernador, se celebró un plebiscito no vinculante sobre el estatus de la isla.

En la consulta, el 54 % de los votantes rechazó el actual estatus y en una segunda pregunta el 61,1 % abogó por la anexión, el 33,3 % por el llamado Estado Libre Asociado soberano -una fórmula difusa que supondría mayor autonomía- y el 5,5 % por la independencia.

Puerto Rico es un territorio estadounidense no incorporado que gracias a su constitución disfruta de un importante grado de autonomía, aunque EE.UU. se reserva los apartados de control de fronteras, defensa, moneda o relaciones diplomáticas, entre otros.