Presente edición

Entrega

Premian la información rigurosa y de contenido social de iberoamericanos

Madrid, 27 mar (EFE).- El Felipe VI entregó hoy los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España a informadores y escritores de varios países latinoamericanos, en reconocimiento a la información profesional y rigurosa y con contenido social.

Comunicadores de Brasil, Bolivia, Colombia, Cuba, España, México y Uruguay fueron los ganadores en diferentes categorías de los premios con trabajos sobre temas de actualidad y de denuncia social, desde el terrorismo a la crisis de los refugiados, del daño medioambiental al drama con nombres de personas corrientes.

Se trata de la trigésimo cuarta edición de estos galardones que conceden la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional y que hoy fueron entregados durante un acto en la Casa de América de Madrid.

Felipe VI dio el Premio Iberoamericano de Periodismo a la uruguayo-española Carmen Posadas por su artículo "Soñar en español", en el que hace una defensa de la lengua castellana en un momento de creciente aumento del número de hispanohablantes.

El escritor y periodista español Arturo Pérez-Reverte recibió el Premio Don Quijote, que reconoce la calidad lingüística y el buen uso y enriquecimiento del idioma español, por un artículo sobre el impacto de la llegada masiva de inmigrantes y refugiados a Europa titulado "Los godos del emperador Valente", en el que vaticina tiempos "caóticos, violentos y peligrosos" para una Europa que está hoy "sentenciada a muerte".

El brasileño Vinicius Jorge Carneiro Sassine recogió el Premio Rey de España de Prensa por un reportaje publicado en O Globo acerca de los obstáculos que puso la Fuerza Aérea brasileña para impedir el transporte de órganos destinados a hacer 153 trasplantes en los últimos tres años y, en cambio trasladar a autoridades.

El galardón de Fotografía fue para el cubano Yánder Zamora por una imagen para Reuters sobre la llegada del "Air Force One" a La Habana, en la histórica visita que en marzo de 2016 hizo el presidente de EEUU Barack Obama.

Por su parte, el mexicano Carlos Loret de Mola recogió de manos del monarca el premio de Televisión por el programa "Éxodo", sobre la crisis de refugiados sirios, emitido por la cadena Televisa y que puso cara a los miles de desplazados que huyen de sus hogares por la guerra civil y del avance del grupo terrorista Estado Islámico).

El español Jordi Basté recibió el de Radio por su programa especial "Atentados en París", emitido en directo por la emisora de la región de Cataluña RAC1 el 13 de noviembre de 2015 sobre los ataques terroristas de ese día en la capital francesa.

El también español Gregorio Rodríguez Ramos tuvo el de Periodismo Digital por el trabajo "40 años del 20 N: La transformación de un país", publicado en elpais.com en noviembre de 2015, sobre las cuatro décadas transcurridas desde la muerte del dictador Francisco Franco.

El boliviano Greciano Pedriel y el español Javier Sauras lograron una mención especial del jurado por un reportaje interactivo sobre la mortalidad materna en el altiplano de Bolivia.

El de Periodismo Ambiental lo recogió la colombiana Patricia Gómez por el reportaje "Plomo: veneno invisible", emitido por RCN Televisión de Colombia, que muestra los problemas que causa la exposición a ese metal en la zona de Malambo y explica la persecución que sufrió la familia Miranda por denunciar la intoxicación por plomo de su hijo.

De todos estos trabajos Felipe VI dijo que simbolizan "la veracidad, el rigor, el contraste de la información, la profesionalidad, la imparcialidad y la responsabilidad", valores que no "deben verse comprometidos nunca por la aceleración o la tecnificación".

Destacó que estos galardones muestran la "creciente dedicación" del periodismo a nuevas temáticas, como el medio ambiente, la innovación tecnológica, la economía circular, la ciberseguridad, la nutrición y salud preventiva o las nuevas corrientes migratorias.

Asimismo, se felicitó porque estos galardones se hayan convertido ya en los primeros en abarcar "la totalidad de los Estados de lenguas española y portuguesa del mundo", lo que permite reconocer una "gran área lingüística" compuesta por una treintena de países y 750 millones de personas con identidades culturales diferentes, pero con una "alta comprensión recíproca".

Los Premios están dotados con 6.000 euros (unos 6.460 dólares al cambio actual) cada uno y patrocinados por el grupo internacional de concesiones y construcción OHL, el de Periodismo Ambiental con la misma cifra pero por la Fundación Aquae.

El Don Quijote está patrocinado por la compañía pública española Tragsa y dotado 9.000 euros (unos 9.700 dólares) y el Iberoamericano de Periodismo por la consultora Llorente&Cuenca.

A los galardones optaron este año 196 trabajos procedentes de veintiún países latinoamericanos.

Al acto, asistieron diplomáticos de países latinoamericanos acreditados en España, así como representantes del ámbito cultural, periodístico y empresarial. EFE