EFEUSANueva York

El Departamento de Justicia de EE.UU. aplazó este martes el proceso judicial en una corte federal en Nueva York contra el Gobierno argentino y la petrolera YPF por la nacionalización de esa compañía en 2012 hasta que no se conozca en octubre quién liderará el nuevo Gobierno del país suramericano.

La jueza Loretta Preska, de la corte federal para el distrito sur de Nueva York, informó este martes del aplazamiento del caso, que resultó de una demanda interpuesta en 2015 por Petersen Energía Inversora por la expropiación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) durante el Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

Preska indicó que ante la celebración de las próximas elecciones presidenciales en Argentina -previstas para el 27 de octubre- se aplaza el proceso "hasta que esté más claro qué Administración tendrá el poder de hablar por la República".

El pasado 11 de julio comenzó en esta corte la primera audiencia del juicio contra el Gobierno argentino y la empresa YPF.

La demanda está comandada por el fondo de inversión especializado en litigios internacionales Burford Capital, que exige indemnizaciones multimillonarias por el supuesto perjuicio causado por dicha nacionalización.

Argentina sostiene, por un lado, que el tribunal de Manhattan no tiene jurisdicción para juzgar este proceso y que, además, las acciones que la empresa Petersen poseía en el momento de la nacionalización eran de "legalidad nula" debido a que se habrían comprado de manera fraudulenta.

La defensa también sostiene que los demandantes no poseían acciones de YPF cuando se produjo la expropiación de los títulos realizada a la empresa Repsol, que poseía el 51 % de las compañía.

Según su argumento, aunque la nacionalización de YPF comenzó en 2012, Repsol siguió siendo dueña de los valores hasta que se alcanzó un acuerdo dos años más tarde, el 8 de mayo de 2014.

El pasado 24 de junio, el Tribunal Supremo de EE.UU. anunció que permitiría que continuara su curso la demanda que el grupo Petersen había interpuesto en contra de Argentina, después de que este país solicitara una mediación.

La jueza extendió además este martes a los demandantes el periodo para entregar documentos a la corte hasta el 7 de diciembre, y a Argentina hasta el 7 de enero para responder.