EFEUSALos Ángeles

Al menos 50 personas supuestamente relacionadas con la pandilla Norteño fueron arrestadas en un operativo en Stockton, al norte de California, informaron este martes las autoridades estatales.

Las detenciones se produjeron como resultado de la Operación Ruinas Rojas, que comenzó en agosto pasado.

Los presuntos pandilleros enfrentan cargos por intento de asesinato, posesión ilegal de armas, robo, y venta de sustancias controladas, entre otros.

En el operativo se confiscaron 42 armas de fuego, entre ellas ocho fusiles de asalto y 28 pistolas; además de unas 25 libras de droga y más de 6.500 dólares en efectivo.

El fiscal general de California, Xavier Becerra, dijo hoy en una conferencia de prensa que las detenciones se lograron gracias a la colaboración de varias dependencias locales de Policía y agencias estatales.

"Las calles de Stockton están un poco más seguras esta noche. Continuaremos trabajando con nuestros socios para llevar a las pandillas criminales ante la justicia", recalcó Becerra.

El procurador destacó que gracias a esta investigación se logró identificar a los presuntos autores de un tiroteo en el que un niño de diez años recibió un disparo mientras jugaba en un patio trasero de su casa.

Por su parte, el jefe de policía de Stockton, Eric Jones, señaló que se prevén más arrestos, así como incautaciones de droga y armas, mientras continúa el operativo, según recoge un comunicado de prensa.

Al menos unas 70 pandillas operan en la ciudad de Stockton, de las cuales 30 están "muy activas", según los registros de la Unidad de Supresión de la Violencia de Pandillas, del Departamento de Policía de Stockton.

En septiembre pasado, agentes de los US Marshalls, en colaboración con otras agencias, arrestaron a 101 sospechosos de cometer delitos graves en los vecindarios de esta ciudad, 42 de los detenidos fueron identificados como pandilleros.

Los latinos constituyen el 41 % de la población de esta ciudad.