EFE NewsTucson (AZ)

El grupo humanitario No Mas Muertes informo este sábado que más de 30 inmigrantes indocumentados fueron detenidos este viernes durante una masiva redada a su campamento, en la frontera de Arizona.

El operativo de la Patrulla Fronteriza se llevó a cabo al atardecer, deteniendo a las más de 30 personas que se encontraban en el campamento, ubicado en la población de Arivaca, donde reciben atención medica, alimentos, agua, refugio por las altas temperaturas que en los últimos días han superado los 110 grados Fahrenheit.

“En una demostración masiva de fuerza, la Patrulla Fronteriza, junto con agentes de su grupo elite BORTAC, descendió al campamento con un vehículo blindado, tres autos todo terreno, dos helicópteros y un estimado de 24 vehículos con y sin logos oficiales”, dijo No Más Muertes en un comunicado de prensa.

El grupo asegura que los agentes fronterizos se negaron a mostrar una orden de ingreso y durante dos horas en la oscuridad detuvieron y persiguieron a personas que recibían la ayuda humanitaria mientras un camarógrafo de la agencia federal filmaba la escena.

Por su parte, el jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson, Roy D. Villareal, confirmó el operativo en contra del campamento a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

“Anoche (viernes) agentes de la Patrulla Fronteriza, con apoyo aéreo, ejecutó una orden de registro en el campamento de No Más Muertes en Arivaca. Al llegar más de tres docenas de migrantes indocumentados fueron encontrados en el lugar’, dijo Villarreal sin dar más detalles.

Un día antes, No Más Muertes había denunciado que la Patrulla Fronteriza había ingresado a su campamento sin una orden judicial y habían detenido por lo menos a un migrante.

Desde el jueves la agencia federal había estableció un perímetro alrededor del campamento y agentes vigilaban el lugar deteniendo y revisando cualquier auto que entraba y salía del lugar.

“Este es un claro ejemplo del patrón mortal de la Patrulla Fronteriza de interferir con la ayuda humanitaria. Muchos voluntarios de No Más Muertes trabajan como paramédicos, enfermeras y doctores, la Patrulla Fronteriza solo es contactada con el consentimiento del paciente”, dijo el grupo humanitario.

En declaraciones previas a Efe, No Más Muertes dijo que temían que esta fuera una nueva represalia en su contra por dar a conocer recientemente correos electrónicos donde se relaciona al Sindicato de la Patrulla Fronteriza con una redada que esta agencia federal llevó a cabo en contra de su campamento en el 2017 donde se arrestaron cuatro migrantes.

Además, en enero del 2018, No Más Muertes dio a conocer un reporte y video de agentes fronterizos derramando el agua que ellos dejan en el desierto para salvar vidas, horas más tarde fue arrestado en este mismo campamento Scott Warren junto con dos migrantes.

Warren, voluntario con No Más Muertes, enfrentó cargos por tráfico humano y dos juicios en su contra pero un jurado lo liberó de todas las acusaciones.

“La Patrulla Fronteriza perjudicó a treinta personas de manera irreparable. Diariamente quienes migran a través del desierto de Arizona son atacados, aterrorizados, detenidos y deportados”, dijo Warren en el mismo comunicado.