EFELos Ángeles

El juicio contra una mujer acusada de atacar a una madre colombiana y a su hija adolescente por hablar español en febrero de 2020 comenzó este miércoles en Boston, Massachusetts.

Stephanie Armstrong, de 27 años, está acusada de dos cargos de asalto y agresión y dos de delitos graves de violación de los derechos constitucionales con lesiones corporales.

El incidente ocurrió el 15 de febrero de 2020 cuando la colombiana Sara Vásquez y su hija fueron atacadas brutalmente por dos mujeres a las que no conocían. El ataque, ocurrido en el este de Boston, fue captado por una cámara de vigilancia.

Vásquez dijo que ella y su hija caminaban hacia su casa y cuando pasaban por la Plaza Maverick dos mujeres empezaron a gritarles "Estamos en Estados Unidos" y les dijeron que hablaran inglés o se fueran “a su (adjetivo peyorativo) país".

"Nos dieron puñetazos, nos mordieron", dijo Vásquez. "A mi hija la golpearon en la cabeza".

En el vídeo pueden verse la agresión y la llegada de un vehículo con agentes policiales que separaron a las mujeres.

En la audiencia de este miércoles, el abogado defensor de Armstrong sugirió que su clienta había estado bebiendo la noche del asalto y persiguió a la madre y la hija porque se estaban riendo de la acusada, no por el idioma que hablaban, según reportó CBS Boston.

También dijo que fue la coacusada, Jenny Leigh Ennamorati, de 25 años, quien gritó esa noche y agredió físicamente a las víctimas.

Ennamorati, amiga de Armstrong, fue condenada en febrero pasado a 15 meses de libertad condicional por los hechos.

Por su parte, la abogada Myraida Meléndes, que representa a las inmigrantes y hace parte de la organización Lawyers for Civil Rights (LCR), advirtió que a sus clientas “se les dijo que regresaran a su país y hablaran inglés”.

Meléndes criticó la condena a Ennamorati al argumentar que “el hecho de que la corte no haya impuesto un servicio comunitario significativo pone de relieve lo mucho que el sistema judicial aún tiene que hacer para manejar adecuadamente los delitos de odio en un momento en que las tensiones raciales están en su punto más alto”.

“Muchas víctimas de crímenes de odio nunca reciben justicia”, añadió.

La abogada hizo un llamado para que Armstrong reciba el castigo que merece.

El juez tiene una audiencia programada para este jueves en la que podría dar su veredicto.