EFE NewsDenver (CO)

El gobernador de Colorado, Jared Polis (demócrata), se convirtió este martes en el primer mandatario estatal desde la fundación de Colorado en 1876 en participar de un evento comunitario y rueda de prensa totalmente en español, el idioma preferido por unos 600.000 residentes en este estado.

“Me siento honrado de ser el primer gobernador de Colorado en participar de una reunión pública completamente en español y, junto a otros expertos, responder al problema del impacto de la COVID-19 en nuestra comunidad”, dijo Polis al iniciar su conferencia de prensa virtual.

Polis decidió usar las redes sociales y la estación local de Univision para pedirle a la comunidad hispanoparlante que, por la pandemia, no participe de eventos masivos, luego de que el pasado domingo 26 de julio unos 5.000 latinos se congregasen en un recinto del norte de Colorado para escuchar a una banda musical mexicana.

El gobernador calificó el concierto de “evento superpropagador” del coronavirus y recordó que el fiscal general de Colorado ya envió cartas a los organizadores de ese encuentro y de otras actividades masivas (como carreras de caballos en zonas rurales al este de Denver), prohibiéndoles continuar con esas actividades.

“No podemos permitir que unos pocos miles de personas pongan en peligro la salud de todos en Colorado”, dijo Polis.

Por su parte, Vanessa Bernal, portavoz del Departamento de Salud Pública y Medioambiente de Colorado (CDPHE), enfatizó ese pedido de Polis indicando que las autoridades estatales usarán los medios legales para “poner un alto a esos eventos masivos”.

Bernal también pidió que los inmigrantes latinos “no compren boletos” para esos conciertos o rodeos “porque no los van a poder usar pues no habrá eventos”.

Y, según la portavoz, aunque aún no se han reportado contagios luego del concierto en el Condado Weld (el evento más concurrido en Colorado desde el inicio de la pandemia), esos reportes podrían llegar en los próximos días.

Poco antes de la rueda de prensa en español, Polis, durante una conferencia en inglés, indicó que “las leyes de las estadísticas” sugieren que entre los miles de participantes latinos en el encuentro a fines de julio debió haber por lo menos unos pocos contagiados con coronavirus. Y esos pocos contagiados, sostuvo el mandatario, deben haber contagiado a varias docenas y quizá centenares de personas.

Según datos del Buró del Censo, en Colorado 22,5 % de los 5,7 millones de residentes son hispanos, pero, según los informes de esta semana del CDPHE, los latinos representan el 36 % de los 48.119 casos confirmados de COVID-19 en el estado.

Por eso, dijo Polis, las autoridades controlarán que los restaurantes y los bares se cierren en el horario indicado y que no permitan más personas que las debidas.

“Los bares son particularmente vulnerables para la propagación del coronavirus porque, como sabemos, los borrachos cantan y bailan y así el virus se propaga”, aseveró.

“Hay muchas cosas que nos gustan en la vida pero que ahora no podemos tener. Pronto llegará el día en el que podamos estar de fiesta toda la noche, pero hoy no es ese día”, concluyó