EFEUSAMiami

Un jurado popular recomendó este miércoles por unanimidad la pena de muerte para el ex marine Everett Glenn Miller, de 48 años, quien en septiembre pasado fue declarado culpable de los asesinatos premeditados en primer grado de dos oficiales de policía.

El jurado anunció su decisión en el tribunal del condado de Osceola (centro de Florida) donde tiene lugar el juicio por las muertes de los oficiales de policía Richard Howard y Matthew Baxter, de 36 y 26 años respectivamente.

Según se escuchó durante la parte oral del juicio, el 18 de agosto de 2017 Baxter estaba llevando a cabo un chequeo rutinario de tres personas en Kissimmee (Florida) cuando apareció en el lugar Miller a bordo de un automóvil y le incriminó por estar "molestando a su gente".

El oficial llamó a su superior, Richard Howard, y entonces se produjo una discusión entre los dos policías y Miller, el cual acabó disparándoles en la cabeza y la cara.

La defensa pidió al jurado cadena perpetua para Miller, con el argumento de que padecía estrés postraumático y que actuó llevado por una pasión momentánea y no premeditadamente cuando disparó con un arma de fuego a los policías.

La Fiscalía, por el contrario, defendió que quería "castigar" a los policías porque su vida iba mal y pidió la pena de muerte.

El jurado unánimemente votó por la pena de muerte.

En Florida para que un juez pueda condenar a muerte a alguien es necesario que el jurado se haya pronunciado unánimemente a favor de que se le imponga dicho castigo.

Sadie Baxter, la viuda de una de las víctimas de los disparos de Miller y también policía, dijo, tras escuchar la recomendación del jurado, que se sentía honrada de pertenecer a una comunidad donde "se ha hecho justicia", destacaron medios locales.