EFEUSANueva York

El hasta ahora co-consejero delegado de Oracle, Mark Hurd, falleció este viernes a la edad de 62 años, según comunicó a los empleados el presidente de la compañía de software, Larry Ellison.

Oracle es una de las principales compañías de software de negocios del mundo. Mark Hurd ya se había retirado de la primera línea el mes pasado por razones de salud.

"Oracle ha perdido a un líder brillante y querido que personalmente tocó las vidas de muchos de nosotros durante su década en Oracle", escribió Ellison en un correo electrónico a sus empleados, según informaron medios locales.

Según lamentó Ellison, "todos echaremos de menos la aguda mente de Mark y su rara habilidad para analizar, simplificar y resolver problemas rápidamente. Algunos de nosotros extrañaremos su amistad y mentoría. Extrañaré su amabilidad y sentido del humor".

Hurd anunció un permiso de ausencia de Oracle en septiembre debido a razones de salud no especificadas. Las acciones de Oracle habían subido aproximadamente un 37 % desde que él y Safra Catz fueron nombrados CEO en septiembre de 2014.

"Aunque todos trabajamos juntos para cerrar el primer trimestre, he decidido que necesito dedicar tiempo a mi salud", dijo Hurd en el anuncio de su ausencia. "Amo a Oracle y les deseo todo el éxito durante mi ausencia", dijo entonces.

Durante los cinco años de Hurd como CEO de Hewlett-Packard de 2005 a 2010, el precio de sus acciones se duplicó con creces. Pero su mandato no estuvo exento de controversia. Luego se convirtió en jefe de Oracle, una de las principales empresas de software de negocios del mundo, a pesar de dejar en HP un reclamo por acoso sexual.

Al anunciar el permiso de ausencia de Hurd, la compañía dijo que Catz y Ellison asumirían las responsabilidades de Hurd.

Mark Vincent Hurd nació en Nueva York el 1 de enero de 1957. Fue aceptado en la Universidad de Baylor en Waco, Texas, con una beca de tenis y jugó en el equipo de tenis de la escuela cristiana. Hurd se graduó en 1979 con una licenciatura en administración de empresas.

Tras conocerse su fallecimiento, la compañía Oracle bajaba un 1,18 % en la bolsa de Nueva York.