EFEMiami

El preso político cubano Luis Manuel Otero Alcántara, una de las 100 personas más influyentes de 2021 según la revista Time, envió un mensaje a los cubanos desde la prisión de Guanajay: "Estoy seguro de que la libertad llegará muy, muy pronto".

En un mensaje por teléfono que su pareja, la curadora de arte Claudia Genliu, grabó y divulgó en las últimas horas en las redes, el artista plástico de 34 años cuenta todas las penalidades por la que han pasado él, su familia y amigos y dice que las soporta porque cree en un futuro de libertad para su país.

"Hoy por estos sueños estoy dispuesto a sacrificar la carne de artista, mi carne de artista y mi espíritu amante de la libertad. Hoy nuestro arte y nosotros mismos nos hemos convertido en la voz y el ejemplo de muchos cuyas voces han sido silenciadas, cuyas esperanzas y sueños de libertad han sido destruidos por la dictadura", afirmó.

Preso desde el 11 de julio de 2021, Otero Alcántara dice que el régimen le ha ofrecido el exilio de Cuba como única salida de la cárcel. "De lo contrario, tendré que cumplir siete años de prisión", señala.

Siete años de cárcel pide la Fiscalía para este integrante del Movimiento San Isidro (MSI), que está en prisión desde el mismo día de las protestas para reclamar cambios en Cuba, a las que él pidió a los cubanos sumarse masivamente.

Será juzgado a partir del próximo 30 de mayo por ultraje a los símbolos de la patria, desacato y desórdenes públicos, al igual que otro integrante del Movimiento San Isidro, el rapero Maikel Castillo "El Osorbo", encarcelado desde mayo de 2021 y, como él, declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional.

Según informó Radio Martí, este juicio no está ligado a las protestas antigubernamentales del 11J sino a unos hechos acaecidos el 4 de abril de 2021.

"Durante tantos años he soportado, como muchos de mis amigos, la persecución inhumana y la represión del régimen cubano", dice LMOA, como lo conocen sus amigos.

PERSECUCIÓN INHUMANA

Otero Alcántara se lamenta de no haber podido pasar los cumpleaños con su hijo ni más tiempo con su madre y su abuela, ambas fallecidas y subraya que su "familia y amigos han vivido aterrorizados, literalmente".

"Tantas personas que amo ahora viven en el exilio, sin posibilidad de regresar porque una dictadura se lo impide", afirma.

"El régimen ha destruido mi obra de arte y ha violado mis derechos y los derechos de mis amigos de muchas otras formas. Y hemos soportado todo esto y más en pos de un sueño. Lo soportamos por un sentido de responsabilidad hacia la Cuba de hoy y de mañana", afirmó.

"Pronto se cumplirá un año de la última movilización pacífica e inédita del pueblo cubano en pos de su libertad. Durante el último año no he expresado lo orgulloso que estoy de ser cubano y lo orgulloso que estoy de nuestra gente dentro y fuera de la isla. Estoy seguro de que la libertad llegará muy, muy pronto", asevera.

En el mensaje de audio que logró hacer por teléfono desde la prisión, también expresó sus condolencias por las víctimas de la explosión del Hotel Saratoga, se disculpó por no haber hablado públicamente en mucho tiempo y agradeció los premios y reconocimientos que ha recibido.

"Hoy sueño que todos los cubanos del mundo, de cualquier tendencia política, nos reunamos en el Malecón para trabajar juntos por una salida a la dictadura, de modo que ningún cubano que piense diferente o tenga posiciones políticas diferentes tenga que sufrir maltrato, persecución o encarcelamiento", dijo.

"Sueño que ningún cubano será enemigo de ningún otro cubano", agregó.