EFE NewsMiami

El periodista cubano Yariel Valdés González, que aunque ganó un caso contra la deportación se encuentra detenido en un centro para inmigrantes de Nueva Orleans (EE.UU.), aseguró a un medio especializado que no pierde las esperanzas de "trabajar en una prensa libre" en este país.

"Yo gané mi caso de asilo político el 18 de septiembre del 2019 debido a la persecución que sufrí en Cuba y todos los problemas que viví y sufrí en carne propia junto a otros colegas (de la prensa independiente)...", comentó a Radio y Televisión Martí, medio especializado en asuntos cubanos con sede en Miami y que este domingo publica una entrevista con el reportero.

Valdés González obtuvo asilo político en los Estados Unidos en septiembre pero permanece en custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) estadounidense, en el River Correctional Center, de Nueva Orleans, porque ICE apeló la decisión a su favor del juez Timothy Cole.

Así lo explicó una nota del editor de Washington Blade, la prestigiosa publicación de la comunidad LGBTI en la que el reportero cubano ha trabajado desde la isla y que fue citada por Radio y Televisión Martí.

"Continúo detenido porque ICE apeló la decisión del juez, pese a todas las evidencias, todas las declaraciones a mi favor, pese a la horrible situación que están viviendo ahora los periodistas independientes en Cuba. Pese a todo eso, (ICE) decidió apelar la decisión del juez", explica el cubano.

Su traslado al River Correctional Center de Nueva Orleans ha sido un cambio muy positivo, detalló.

"Hace solo unos días llegué aquí. Estuve muchos meses detenido en un centro en Bossier (Louisiana). Definitivamente, este traslado ha sido un soplo de aire fresco porque las condiciones en este lugar son mucho mejores. Sobre todo, el trato de los oficiales es mucho más amigable, cercano..., nos ven más como lo que somos: seres humanos", indicó a Radio y Televisión Martí, que funciona con financiación federal.

"De hecho, subraya, "este lugar está mucho mejor equipado para (lidiar con) casos como el mío y el de otras muchas personas que venimos huyendo de situaciones extremas de violencia, de persecuciones, en sus diferentes países", agregó el comunicador.

Valdés González, que se entregó a los oficiales de ICE en el Puente de Calexico, en California, el 27 de marzo del 2019, se encuentra detenido junto a un grupo de más de 50 inmigrantes de Cuba, Armenia, Camerún, Nepal, Honduras, Guatemala y China, entre otros países, que también esperan respuesta a sus casos.

El Gobierno de Donald Trump inició procesos de deportación contra 25.044 cubanos que llegaron a estados Unidos durante el pasado año fiscal, que terminó en septiembre, cifra que supera ampliamente periodos anteriores cuando los isleños disfrutaban de mayores amparos migratorios.

Esta cifra casi cuadruplica la del año fiscal 2018, cuando se contabilizaron 6.780 casos de cubanos en proceso de deportación, según datos publicados la semana pasada por el Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Syracuse, en Nueva York.