EFEUSADenver (CO)

A pesar de que más de la mitad de los latinos de Nebraska tienen cobertura sanitaria, un creciente número de ellos no acude a citas médicas por diferencias culturales con los galenos o por carencia de recursos económicos para realizar los pagos correspondientes, revela un nuevo reporte.

El informe, publicado hoy por el Centro Médico de la Universidad de Nebraska (UNMC) en Omaha y por el Comité Asesor de Salud Pública de Latinos, indica que la disparidad en el acceso a tratamientos médicos provoca problemas de salud para los hispanos y acrecienta las desigualdades sociales.

En la actualidad, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nebraska, el 54 % de los 180.000 hispanos residentes en el estado poseen seguro médico, pero el 35 % de los latinos adultos nunca consultan con un médico.

Eso se debe, explicó Aida Maisonet Giachello, investigadora de la Escuela de Medicina "Feinberg" de la Universidad Northwestern en Chicago y que colaboró en el estudio, ante todo a la falta de suficientes profesionales de salud que compartan la cultura y el idioma de los latinos.

"El hecho es que, en los países latinoamericanos, los médicos prestan atención e incluso hacen preguntas sobre el estado de salud de la familia", dijo Giachello.

Otro de los problemas, señaló, es que hay latinos que tienen seguro de salud pero no cuentan con los fondos para pagar el deducible que les corresponde, por lo que prefieren evitar ir al médico.

"Van al doctor y ven lo que tienen que pagar de deducible antes de que el seguro comience a cubrirlos y, entonces, aunque tengan seguro, no van al consultorio porque no tienen el dinero para pagar el deducible", debido a que uno de cada cinco hispanos de Nebraska vive en pobreza, aseveró la investigadora.

El reporte pide que se desarrolle una "agenda de acción" con todas las partes involucradas para fomentar servicios de salud "que pueden relacionarse más con la comunidad latina".