EFECiudad de México

La nobel de la Paz Rigoberta Menchú expresó este jueves, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, un "no" rotundo a los ataques machistas y aseguró que las comunidades indígenas han hecho "lo mejor" para alcanzar la igualdad.

"Rindo un homenaje a las mujeres del mundo, que el día de hoy es su día, para decir no a la violencia contra las mujeres, no a la discriminación de las mujeres", expresó la guatemalteca Menchú al inaugurar un foro de nobeles de la Paz organizado por la Cancillería mexicana.

Menchú, de origen maya, también destacó que los pueblos indígenas de América Latina han dado "lo mejor" de ellos "para intentar alcanzar la igualdad, la no discriminación y la no explotación".

Y tuvo unas palabras hacia los migrantes centroamericanos, pues subrayó que "los jóvenes están buscando un trabajo digno y muchas veces esa es la única razón por la que deben migrar a otros rincones del plantea".

La nobel reflexionó que la pandemia de covid-19 ha evidenciado "la necesidad de retomar el humanismo", que a su juicio se había perdido por las prisas de la gente para trabajar, viajar o acumular riquezas materiales.

"La pandemia nos demuestra que debemos ser de nuevo más seres humanos y tenemos que fortalecer nuestra salud espiritual, nuestra salud mental, nuestra salud física y nuestra salud social", opinó.

Menchú, quien huyó a México en 1980 por las violaciones de los derechos humanos en Guatemala, donde fueron asesinados sus padres por militares durante la guerra civil, dijo que México "es diverso, es plural y es extraordinario".

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo durante el evento que "México es un promovente consistente de la paz" en el mundo" y puso como ejemplo sus iniciativas en contra de las negligencias en la industria de las armas.

E hizo un llamado a "no pensar solo en la paz entre naciones, sino en la igualdad, el respeto mutuo y las libertades".

"Lo que podemos lograr en el corto plazo, si nos lo proponemos, es eliminar la violencia contra las mujeres, debe ser una convicción permanente", dijo.

México es uno de los países más violentos contra la mujer con el homicidio de más de diez mujeres al día, de acuerdo con ONU Mujeres y organizaciones civiles.