Un árbitro de Nueva Jersey, que obligó a un estudiante de secundaria afroamericano a cortar sus rastas ante el público antes de una competición de lucha libre será suspendido durante dos años de la liga interescolar, informó la Fiscalía General del estado.

La División de Derechos Civiles (DCR por siglas en inglés) de la Fiscalía realizó una investigación del incidente, ocurrido el pasado 16 de diciembre, tras lo cual llegó a un acuerdo con la Asociación Atlética Interescolar de Nueva Jersey (NJSIAA) para suspender al árbitro Alan Maloney por las próximas dos temporadas de la lucha libre.

Como parte del acuerdo con la Asociación, una organización privada sin fines de lucro con miembros de 437 escuelas, todos los oficiales y otro personal involucrado en el atletismo en escuelas secundarias de Nueva Jersey deberán llevar a cabo un curso de formación sobre los prejuicios, indicó además la Fiscalía en un comunicado.

El pasado diciembre, el atleta Andrew Johnson, de 16 años y miembros del equipo del centro de secundaria Buena Regional, se vio obligado a acceder a que cortasen sus rastas para poder participar de la competición, lo que ocurrió en el gimnasio de la escuela frente al público.

El atleta indicó al árbitro que podía echar su cabello hacia atrás pero éste no lo aceptó, según trascendió en medios de prensa locales.

Un vídeo colgado en las redes por un reportero de un medio local, que muestra a otra árbitro de la Asociación Atlética cortando el cabello al joven, se hizo viral y con ello la indignación de atletas y residentes del estado, que lo calificaron de "racista" y "humillante".

Johnson ganó el combate y fue aplaudido por el público. Sus padres, Charles y Rosa Johnson, señalaron entonces que el arbitro no cuestionó el cabello de su hijo ni la necesidad de cubrirse la cabeza durante la evaluación inicial de ese día, según medios de prensa.

Igualmente se informó que hoy la División de Derechos Civiles publicó una guía, bajo el nombre de "Orientación sobre la discriminación racial basada en el peinado".

La guía tiene el propósito de explicar que tratar a las personas de manera diferente debido a su peinado puede violar las leyes del estado en contra de la discriminación así como prevenir que vuelva a ocurrir un incidente de este tipo.

Establece que la discriminación basada en la raza incluye discriminar por un rasgo asociado con la raza, incluyendo el peinado, señala además el comunicado.

También aclara que las políticas que prohíben, limitan o restringen los peinados estrechamente asociados con ser negro o tener ascendencia negra puede violar la ley de Nueva Jersey.

Según la investigación del División de Derechos Civiles, el árbitro obligó a que el joven accediera al corte de cabello alegando que sus rastas violaban una regla sobre la longitud del cabello y cuándo el atleta debe cubrirlo.

Sin embargo, -agrega el comunicado- esa regla había sido interpretada anteriormente por varios funcionarios de lucha libre de Nueva Jersey para exigir que el cabello con ciertos tipos de peinados usados tradicionalmente por negros, se debe cubrir el cabello, independientemente de su longitud.

"Los estudiantes atletas deberían poder competir entre ellos en igualdad de condiciones. La discriminación racial en la aplicación de las reglas de cualquier deporte es incompatible con el espíritu del juego justo", dijo en el comunicado el fiscal general del estado, Gurbir S. Grewal.

Por su parte, Rachel Wainer Apter, directora de la División de Derechos Civiles, destacó que la discriminación contra las personas negras debido a su cabello, que "a menudo se basa en estereotipos que tradicionalmente los peinados negros son 'poco profesionales' o 'descuidados', es una forma persistente de racismo".