EFE NewsWshington

Golpeada en sus recaudaciones por la pandemia de COVID-19, la agencia de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, en inglés) empezó a notificar esta semana a unos 13.400 de sus 16.700 empleados que serán puestos en licencia sin sueldo a partir de agosto, informó la agencia Federal News Network.

"A partir del 2 de julio, aproximadamente 13.400 empleados de USCIS recibirán notificaciones de que la agencia debe proceder con una vacación administrativa y ellos estarán en licencia sin sueldo a partir del 3 de agosto", indicó USCIS en un mensaje a FNS, una agencia informativa de los empleados federales.

"Aunque continuamos teniendo conversaciones productivas con el Congreso queremos que los empleados que puedan ser afectados tengan tiempo suficiente para repararse", añadió USCIS.

La información no detalló por cuánto tiempo se extenderá esa licencia administrativa pero FNS indicó que se espera que dure más de 30 días.

USCIS opera financiada por las tarifas que pagan los inmigrantes en sus trámites de visas temporarias, visas de residencia legal permanente y obtención de la ciudadanía estadounidense, y estos trámites se han visto reducidos sustancialmente en meses recientes debido a la pandemia del coronavirus.

USCIS calcula una reducción del 61 % en sus recaudaciones hasta el fin del período fiscal 2020 que concluye el 30 de septiembre, y aunque la agencia ha limitado los aumentos de sueldos y ha adoptado otras medidas para restringir sus gastos, sus directores han indicado que se necesitan medidas drásticas para mantenerla funcionando.

La agencia ha pedido del Congreso una asignación de emergencia de 1.200 millones de dólares antes de que comience el período fiscal 2021, y un incremento del 10 % en las tarifas por los trámites migratorios.

Por su parte el director interino de la agencia de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, en inglés), Mark Morgan, en un testimonio la semana pasada ante el Comité de Seguridad Nacional del Senado, indicó que no anticipaba una medida similar de licencia administrativa en su servicio.

"Aproximadamente el 40 % de nuestra fuerza laboral se financia con las tarifas de los usuarios", dijo Morgan. "Vemos una reducción significativa, y contemplamos una insuficiencia de 600 millones a 700 millones de dólares en las tarifas".

Las tarifas aduaneras que cobra CBP alcanzan para pagar al menos 8.000 empleos en el terreno, de acurdo con el Gremio Nacional de empleados del Tesoro.