El FIMPE advierte la posibilidad de fraudes y robo de identidad derivados de la crisis sanitaria del Covid-19

PR Newswire

CIUDAD DE MEXICO, 7 de abril de 2020 /PRNewswire/ -- El FIMPE, Anunció que mantiene la ejecución de los procedimientos y procesos con sus clientes y proveedores de forma remota para salvaguardar la integridad y salud de colaboradores y socios tecnológicos. Así lo explicó su Director General, Gueorgui Nikolov Popov que dijo además, que se encuentran muy atentos a las amenazas de defraudadores que pudieran aprovechar la crisis del coronavirus.

La empresa advirtió que fraudes como el expuesto por el Banco del Bienestar, donde a través de mensajes y páginas falsas se promete tramitar la tarjeta de bienestar, refleja una situación que solo con tecnologías biométricas se podrá hacer frente, aunado a la intención de alcanzar 22 millones de beneficiarios en programas sociales, según el informe presidencial dado a conocer el pasado 5 de abril.

"Nuestro objetivo es fortalecer con la tecnología biométrica a las empresas que requieren autenticar la identidad de clientes, usuarios o beneficiarios de programas sociales, estamos ante un escenario incierto donde la tecnología se vuelve un factor crítico para la continuidad en las operaciones del gobierno, de las empresas y del bienestar social" señalaron analistas de la compañía.

El FIMPE fue el responsable de operar durante 10 años el único programa social con biometría dactilar evitando el robo de identidad, y actualmente busca reactivar este caso de éxito en sectores como el bancario, gubernamental, de salud y en otros países.

Como parte del análisis de riesgos se dijo que algunas iniciativas como la de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para instalar lectores de huellas dactilares en los 51 bancos que operan en México, deben de escalarse a otros sectores del propio ecosistema financiero como: Fintechs, Sofoles, Sofomes etc., para evitar que el delito de robo de identidad se traslade a dichos sectores.

"El uso de datos biométricos cada día será más común en la vida de los ciudadanos, hoy son los bancos, y poco a poco diferentes sectores empresariales y gubernamentales se irán sumando para lograr evitar el robo de identidad, que anualmente genera pérdidas millonarias, tan solo en el sector financiero alcanzaron en el primer semestre de 2019, la cantidad de $2,216 millones de pesos; y es responsabilidad de todos lograr que la tecnología sea el arma para mitigar el riesgo de robo de identidad" concluyó el directivo.

FUENTE FIMPE

 src=