La creatividad ha sido considerada por mucho tiempo como un concepto lejano, que solo unos cuantos afortunados tuvieron la oportunidad de nacer con este “don”. La realidad es que este argumento es falso, y diversos estudios e investigaciones, han demostrado que cualquier persona puede desarrollar esta capacidad, y solo basta como cambiar nuestra mentalidad y evitar frases como: “es que yo no soy creativo...”.

De acuerdo con el World Economic Forum, la creatividad será una de las tres principales habilidades que demandarán los grandes corporativos en un futuro. Por esta razón, la fuerza laboral deberá de aprovechar las ventajas que trae consigo la llegada de nuevos productos, tecnologías y formas de trabajo.  En ese sentido, ahora podemos afirmar que la creatividad, ya no solo será un concepto ejercido por algún tipo de “gurú” de algún departamento creativo, sino que ahora deberá ser considerado como un asset básico para cualquier empresa.

Por ello, y con motivo del Día Mundial de la Creatividad e Innovación, 3M te comparte las claves de la de metodología de Design Thinking, la cual podrás poner en marcha para generar ideas innovadoras que te permitan dar solución de una manera creativa y única a las distintas necesidades de tus clientes.

Empatiza: este proceso comienza con una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios, que te permitirá comprender su entorno y verdades motivaciones para hacerlas propias.

Define: se trata de comprender la dimensión del reto que se desea enfrentar. Digamos que es un esfuerzo por sintetizar el conocimiento generado -sobre algún tipo de producto- para después comenzar a producir nuevas e interesantes perspectivas.

Idea: el propósito de esta etapa es poder generar un sinfín de opciones. Es importante tener en mente, que durante esta fase se deberán eliminar los juicios de valor para favorecer el pensamiento expansivo. A veces, las ideas más disruptivas son las que generan soluciones más visionarias.

Prototipa: esta etapa consiste en volver en realidad nuestras ideas. Por tal motivo, es recomendable empezar a construir prototipos que te permitan hacer tangibles tus ideas. De esta forma, podrás visualizar las posibles soluciones, poniendo de manifiesto elementos que debemos mejorar o refinar, antes de llegar al resultado final.

Testea: esta fase empírica de validación es la clave para poder identificar mejoras significativas, fallos a resolver y/o posibles carencias. Durante esta fase evolucionaremos nuestra idea hasta convertirla en la solución que estábamos buscando.

Finalmente, es importante destacar que para lograr que la metodología de Design Thinking sea exitosa, se requiere de un equipo con capacidad de trabajar de manera colaborativa, empática (para comprender al cliente, y las necesidades de otros miembros), curiosa y de mente abierta para sobrepasar todos los retos.

“La emergencia sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 nos ha mostrado la importancia que tiene la creatividad e innovación para responder de manera rápida y eficiente a las distintas problemáticas que enfrentamos como sociedad. En caso de 3M, hemos realizado alianzas estratégicas con distintas empresas, lo cual nos ha permitido el desarrollo de nuevas soluciones que han contribuido a mitigar esta crisis global”, comentó José Varela, vicepresidente de Asuntos Corporativos y de Gobierno para 3M América Latina.

Con tantos retos que enfrentar, y con el objetivo de seguir impulsando la creatividad e innovación entre sus colaboradores, la compañía inauguró en 2016, las instalaciones del Centro de Diseño de 3M, el cual cuenta con un laboratorio de creación rápida de prototipos, una biblioteca de materiales, y numerosos laboratorios, que ha permitido a la compañía, cumplir con una de sus principales filosofías: mejorar la vida de las personas a través de la ciencia.

Entre los proyectos que se han llevado a cabo dentro de este centro, se encuentra la colaboración con el renombrado despacho de arquitectura “Matteo Thun & Partners”, para la creación de la obra “A Pinnacle of Reflection”, en el Milan Fashion Week de 2019. Durante este evento, los visitantes pudieron vivir una experiencia caleidoscópica, la cual reflejó la inspiración de la mariposa mórfica azul, detrás de la tecnología de la película óptica multicapa de 3M, y la transformación de una oruga a mariposa, que representó las características de la innovación.

De esta manera, es que el Design Thinking demuestra su poder como una metodología poderosa para diseñar, desarrollar, implementar y probar productos nuevos y diferentes que tenga un impacto verdadero en los consumidores.

Acerca de 3M

3M aplica la ciencia de manera colaborativa para mejorar la vida diaria de las personas. Con 32.000 millones de dólares en ventas, los más de 90.000 colaboradores de la empresa trabajan de forma cercana con clientes de todo el mundo. 3M invierte alrededor del 6 por ciento de sus ventas en investigación y desarrollo, una inversión que ayuda a producir más de 3.000 patentes cada año. Con 51 plataformas tecnológicas, nuestros productos se utilizan en una amplia gama de industrias, incluidas la sanidad, la automoción y la fabricación. Además, los más de 8.000 científicos globales de 3M comparten y combinan tecnologías en todos los negocios de la empresa para crear un flujo constante de productos únicos para los clientes.

Contactos de medios:
Luis López para 3M
lhlopez@llorenteycuenca.com

 

 

Agencia EFE S.A. no se hace responsable de la información que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.