EFEMontevideo

El Festival Encuentro Foro de Teatros Independientes Emergentes Latinoamericanos (Feftiel), que reúne a representantes de Argentina, Chile, Perú y Uruguay, busca destacar las "distintas realidades" sociales de América Latina, dijo a Efe su director, Federico Pereyra.

Esta iniciativa que se extenderá hasta el próximo de 12 de abril en la capital uruguaya, cuenta con la participación de unos 23 artistas y se desarrollará en tres salas de Montevideo.

"El objetivo que tiene esto es encontrarnos con distintas realidades que pasan en Latinoamérica. Los elencos de Argentina, Chile, Perú y Uruguay tienen como unión las temáticas emergentes de nuestras sociedades que se vinculan", indicó Pereyra, quien además dirige la compañía Teatro de Exalumnos Salesianos (Texas).

En ese sentido, las obras abordan temáticas de género, de relaciones y violencia familiar, de homofobia y diversidad, y de inseguridad, entre otras.

Por Argentina se presentan las actrices Virginia Ducler y Andrea Fiorino con la obra "El Destino de los Huesos", una historia sobre el mundo en movimiento, el caos, la organización, destrucción y regeneración.

En representación de Chile se representará en este festival la obra "Malogrado", de la actriz Andrea Villagrán, que tiene sus cimientos en la memoria de una generación activa a la hora de decidir sobre su nación.

Por su parte, Perú está representada por Sofía Rebata, que lleva al público su propuesta "De todo lo que tenía que decir una niña mala", una obra que invita a las mujeres a tender un puente con las particularidades de su memoria personal.

Además, Uruguay presenta, bajo de dirección y actuación de Federico Pereyra junto a Paulo Cardozo y Christian Ibarzabal, la obra "Preso en mi ciudad", que se enmarca dentro del teatro del absurdo con momentos que se aproximan al disparate unido al humor y trasfondo reflexivo de la realidad social uruguaya.

"Siempre nos preocupamos porque nuestras obras tengan una incidencia en el público que la ve, intentando que sea una incidencia positiva, que tenga algo para dejar, decir y algo esperanzador si se quiere", aseguró Pereyra.

De igual forma, el director del grupo Texas remarcó que al trabajar con este tipo de temáticas junto a otros países invitados se genera "una instancia de reflexión".

"Creo que todos tratamos de hacer en el arte cosas que vayan sumando, que nos hagan mejores personas y mejores con nuestra especie humana y que llegue a modificarnos (...), es poner sobre la mesa un tema y tratar de llegar a alguna cabeza o algún corazón", aseveró.

Señaló que durante los días del festival estiman recibir un aproximado de 3.000 personas en las salas montevideanas en las que se presentarán las obras, ya que como explicó, el grupo que dirige "lucha por un teatro más visible y más accesible" a nivel económico.

Finalmente, el director uruguayo valoró la presencia de artistas de otros países en este festival.

"Eso te reafirma, te realza, sientes que formas parte de una comunidad y también de algo similar a uno, con las particularidades que tiene cada uno de los lugares y regiones hay algo que nos une a los artistas", concluyó.

Las obras se representarán en el Centro Cultural de España de Montevideo, los teatros Solís y Galpón, y en el Auditorio Nacional.