EFEMálaga (España)

La película "Karnawal", del argentino Juan Pablo Félix, y uno de sus protagonistas, el chileno Alfredo Castro, se alzaron este sábado, respectivamente, con la Biznaga de Oro del Festival de Cine de la ciudad española de Málaga (sur) a la mejor película iberoamericana y como mejor actor del certamen.

"Las consecuencias", segundo largometraje de la directora venezolana Claudia Pinto, en cuyo elenco también participa Castro, consiguió el premio a mejor actriz, en esta ocasión para la joven española María Romanillos en su primer papel profesional.

El filme ganador, "Karnawal" (una voz que mezcla castellano y quechua para decir carnaval) es una especie de "western, road movie, historia de amor y narrativa emocional y sentimental entre un padre y un hijo", según la ha definido el propio Castro, que se desarrolla en el límite entre Bolivia y Argentina.

El actor, que hoy recogerá su premio, al igual que Félix, en la gala de clausura del Festival, compareció ante la prensa unos minutos para agradecer "la sensibilidad de un jurado que ha sabido apreciar esta película hermosa sobre algo que podría parecer lejano, pero que al final es muy próximo: el amor, la frontera las mujeres..., estoy muy feliz y honradísimo", dijo el chileno.

"Es una película en la que venimos trabajando muchísimos años", explicó el director, una opera prima, que les está dando "muchas alegrías", dijo.

Se trataba de un guion "grande" que necesitaba financiación, y que lograron sacar adelante gracias a la coproducción de Brasil, México, Bolivia, Chile, Noruega y Argentina, indicó Félix.

"Sentimos que somos el ejemplo iberoamericano de que, si nos juntamos, podemos hacer películas sin tener que reducirlas ni achicarlas", añadió el director argentino.

Castro trabaja en "Karnawal" como padre de un joven quinceañero llamado Cabra, interpretado por Martín López Lacci, que nunca había actuado, aunque es campeón nacional de baile de malambo.

"Estos chicos lo obligan a uno a sumarse a su espontaneidad y su naturalidad; esta película la gocé como ninguna, además no conocía lo que ocurría en ese mundo del norte de Argentina y estoy orgulloso y feliz de que acá hayan sabido interpretarlo", indicó Castro, quien cree "profundamente en que las películas se salvan en equipo".