EFEAsunción

El microcentro de Asunción fue despertado hoy de su habitual letargo sabatino por integrantes del único conservatorio de rock reconocido en el país suramericano, una sacudida que rindió tributo a Led Zeppelin y a la que se unieron cerca de treinta bateristas que por vez primera golpearon al unísono sus baquetas en público.

Todos ellos alumnos de ese instrumento del Conservatorio Zeppelin School, nacido bajo la inspiración del inmortal legado del guitarra Jimmy Page, el cantante Robert Plant, el bajista John Paul Jones y el batería John Bonham.

De ahí que la carta de presentación en la Plaza de la Democracia del BaterAsu 2021 fuera una interpretación de varios temas de la desaparecida banda británica, ahora reencarnada en CODA, el título de su último álbum antes de separarse y el nombre de ese grupo formado por profesores del Conservatorio.

No obstante, la intervención más esperada era la de los estudiantes de batería de la academia, de todos los niveles y algunos menores.

Entre ellos los hermanos Bautista y Facundo Díaz, de 11 y 13 años respectivamente e inscritos desde hace seis meses, que tocaron con sendas baterías alquiladas para el evento.

La apertura de los alumnos fue el "We Will Rock You" de Queen, comenzado con una explosión de tambores en crudo y luego acompañado del soporte de CODA.

El "Kasmhir" de Led Zeppelin fue el siguiente tema de ese repertorio ensayado desde semanas atrás y cerrado con el "Rock 'n' Roll Train" de AC/DC.

Además de docentes y alumnos, se sumaron a CODA invitados especiales, músicos conocidos en Paraguay como Beto Barrios, baterista del grupo Tierra Adentro y primer profesor de batería en el Zeppelin School.

Once años de actividad con docentes calificados para crear un enfoque innovador en la enseñanza musical de jóvenes, niños y adultos desde el rock, una labor reconocida por el Ministerio de Educación, como valoró Gladys Rojas, su directora.

"El rock and roll es cultura y eso lo dejamos bien sentado al obtener el reconocimiento del Ministerio", dijo Rojas a Efe.

El fin de fiesta del evento correspondió a CODA en solitario, encadenando una serie de clásicos zeppelianos como "Blak Dog", "Whole lotta love" o "Stairway to Heaven".

Y, por supuesto, el auto referencial "Rock and roll", el himno compuesto por el legendario cuarteto británico al completo.