EFEMéxico

La cantante mexicana Carolina Ross está cosechando cada vez más éxitos con canciones inéditas después de arrasar con sus versiones de regional mexicano, pero también de darse cuenta de que "el público no se interesa por mujeres que hacen" este tipo de música desde cero, expresó en entrevista con Efe.

Carolina Ross nació hace 23 años en Culiacán, en el noroccidental estado de Sinaloa, donde desde pequeña estuvo rodeada de música norteña y de banda, lo que la hizo amar el género.

En 2013 se presentó a "La Voz México" consiguiendo hacerse con el tercer puesto y desde entonces fue publicando más y más versiones de canciones como "En peligro de extinción" de La Adictiva o "Me vas a extrañar" de Banda MS, vídeos que cuentan con más de 26 y 114 millones de visualizaciones en YouTube respectivamente.

Ahora cuenta con "Nunca me sueltes". su primer disco en el que conviven múltiples canciones inéditas.

Sin embargo, para llegar hasta donde se encuentra ahora, tuvo que darse cuenta de lo difícil que era que la gente tuviese interés por mujeres lanzando nuevos temas de regional mexicano a pesar del gran éxito que tuvieron sus "covers".

"Antes de lanzar algo original pop lanzamos sencillamente regional y no me fue muy bien. Me di cuenta de una realidad muy triste: el público casi no apoya proyectos femeninos pero sí te aceptan 'covers' de regional", expresó la cantante.

APRENDIZAJE Y FUSIÓN

Y aunque siempre dirá que el público debe tomarse tiempo para ver que "las mujeres traen cosas buenas", los baches en el camino nunca la han detenido, por lo que buscó la manera de hacerse hueco en la música, ya que es lo que más le apasiona, y decidió adentrarse en el pop.

En su disco se encuentra el sencillo "Todo de mí" y "Mi semana", este último lanzado hace un mes y en el que, junto a los colombianos Alkilados y personas que participaron desde la aplicación TikTok, relata una serie de escenas cotidianas de la pandemia del coronavirus.

La canción, aunque pop, está repleta de ritmos del reggae, un género en el que Ross jamás se había adentrado pero en el que se sintió cómoda por considerarse a si misma como una persona curiosa y sin miedo a lo nuevo.

"Me gusta mucho intentar cosas nuevas y me gustaría que el publico percibiera eso", expresó, a la vez que mencionó artistas muy diversos como Luis Miguel o Jesse & Joy que le inspiran de diferentes modos o colaboraciones que ha hecho recientemente que le han hecho darse cuenta de lo que disfruta de la variedad musical.

Del mismo modo, trató de introducir en su álbum nuevos ritmos pero mantuvo 7 baladas de un total de 11 temas, aunque "cada una con su toque", y ahora inicia una nueva etapa.

"La gente está acostumbrada a mi voz con puro piano pero decidí jugar el rhythm and blues y también con el pop urbano y a la gente le gustó muchísimo el resultado. Estoy feliz de que me apoyen esta faceta mía", explicó Ross, quien hasta el momento ha presentado cuatro sencillos de su próximo trabajo.

La joven ha recibido atención desde su participación en "La Voz México" tanto del público habitual de la música regional mexicana como de gente alejada de ello, y lo achaca a que en sus versiones en las que aparece acompañada únicamente de un piano logra destacar las letras habituales de este género a las que considera "preciosas".

"Yo creo que quizá hay mucha gente que quizá no se da cuenta de las letras tan bonitas del regional mexicano porque los sonidos no son tanto de su agrado. Pero las letras son muy preciosas y esas personas la versión con piano la disfrutan", detalló.

Además, en cuento a los comentarios que más recibe sobre la explicación de por qué se fijan en su música, se encuentran aquellos que dicen que su interpretación es muy buena y que se nota que siente mucho las canciones.

"Me alegro de haber sabido elegir las mejores letras y darle mi toque", terminó la mexicana.

Accede a contenido premium exclusivo, con fotos y vídeos, en el nuevo producto Entretenimiento América de Efe Servicios (http://bit.ly/EFEentretenimiento). En Twitter puedes seguirnos con el hashtag #EFEentretenimiento.