EFEMiami

El artista británico Bruce Munro, conocido por sus instalaciones inmersivas a gran escala, embellecerá desde hoy y hasta junio de 2022 las noches del parque Pinecrest Gardens en Miami (Florida) con una impresionante obra hecha con más de 6.000 esferas de cristal iluminadas con fibra óptica.

La exposición titulada "Bruce Munro: Forest and Field of Light" e incluida en la programación de eventos de la feria Art Basel Miami Beach presenta dos instalaciones para "dar vida a los jardines por la noche con sus hermosos colores brillantes".

Esta ha sido primera oportunidad de crear una obra de arte al aire libre para un entorno de bosque tropical con la que Munro se ha topado en su carrera y está satisfecho con el resultado, según dijo en la presentación que hizo el viernes por la noche antes de que la exposición abra al público este sábado.

"Cada lugar de exposición es único y no importa el tamaño del espacio, sino el concepto y la pasión de las personas por el arte. En Pinecrest encontré esa pasión por el arte y ese calor humano (...) y por eso espero que esta exposición inspire un poco de esperanza y alegría a todos los que visiten estos hermosos jardines", dijo Munro a Efe

Las dos instalaciones creadas por Munro, "Campo de Luz" y "Bosque de Luz", son muy diferentes.

"Field of Light" está situada alrededor de un lago, cuya superficie queda totalmente iluminada por ondas de luz de colores rojo, amarillo, azul y blanco que cambian suavemente, mientras que la sinuosa y exótica "Forest of Light" está escondida en las profundidades del Lower Garden (Jardín inferior).

"Para mí, la luz es un medio de expresión y un conducto para compartir pensamientos, sentimientos y experiencias vitales con los demás", afirma el artista.

Durante el recorrido, los visitantes pueden pasear por un camino sereno y encantador rodeado de tallos iluminados desde el cual accederán desde los jardines hasta la selva natural que los rodea.

Inmersa en el esplendor tropical, la iluminación se refleja en los arroyos que rodean la Isla de la Tortuga.

UN VIAJE QUE LE CAMBiÓ LA VIDA

Para Munro, lo más importante es generar emociones a través de la luz, más allá de crear una obra majestuosa e impactante a la vista.

La obra comenzó como una simple anotación en un cuaderno de bocetos en 1992 mientras viajaba a Uluru a través del Desierto Rojo en el centro de Australia, detalló durante su presentación de la exposición a un grupo de periodistas.

"Ese viaje cambió mi vida por completo", sentenció.

El artista empezó a soñar con un campo de luces que floreciera bajo el cielo nocturno, como el desierto después de una lluvia.

La dificultades de vida como soltero en un país extranjero y luego la llegada de la familia se interpusieron entonces y no pudo ejecutar la obra hasta 10 años después cuando creó el primer campo de luz -con 50.000 esferas de cristal iluminadas- en el campo detrás de la casa de su familia en Wiltshire (inglaterra).

"Este es un trabajo muy importante, porque me dio la oportunidad de trabajar como artista a tiempo completo durante los últimos 20 años", aseveró.

A partir de ahí, Munro ha exhibido su obra en todo el mundo con paradas en Dinamarca, Escocia, México y Corea del Sur. En 2016, regresó al mismo espacio que lo inspiró, a Uluru, para presentar su instalación.

Munro asegura que la vida tiene muchos lados positivos y que las manifestaciones artísticas negativas son efímeras, ya que los telediarios y noticias se encargan de oscurecer nuestras mañanas diariamente.

"Creo que el arte tiene una gran manera de actuar como conducta para desarrollar la forma de ayudar a las personas a expresar sus problemas sin golpearlos", indica Munro.

Según Forbes, que describe "Field of Light" como "el futuro del bienestar público", la obra de Munro "es famosa por crear profundas respuestas emocionales en el espectador": estás en la oscuridad absoluta y luego en la luz más deslumbrante.