EFEMadrid

El compositor estonio Arvo Pärt ha sido reconocido con el Premio Fronteras del Conocimiento en la categoría de Música y Ópera que otorga la Fundación BBVA "por cultivar un lenguaje original que le ha llevado a crear un mundo sonoro único".

Es la este autor, "uno de los compositores contemporáneos más interpretados" del mundo -destaca el comunicado- "una aproximación nueva a la música espiritual, especialmente coral, que reduce el material sonoro a lo esencial".

El jurado del prestigioso galardón, que ha valorado telemáticamente las 37 nominaciones recibidas a causa de la pandemia de coronavirus, ha destacado especialmente su papel como creador de una nueva técnica: el tintinnabuli.

Consistente en el entrelazado de dos líneas musicales, desprovistas de todo elemento accesorio, según el fallo del premio -dotado con 400.000 euros- representa "la invención de una gramática sonora que lo hace inconfundible".

"Presenta células repetitivas de una cierta contención, acordes que se superponen uno encima del otro, de modo que cada cambio es casi un milagro, son sutiles, pero modifican su color de modo que cambia todo el sentido de lo que se estaba construyendo", explica en la nota de prensa Víctor García de Gomar, secretario del jurado y director artístico del Gran Teatro del Liceo de Barcelona.

En su obra el elemento textual es enormemente importante, incluso en piezas instrumentales, aunque es su música vocal la que de una manera más intensa recoge esa faceta que le ha llevado a ganarse al reconocimiento global. El presidente del jurado, Paul Hillier, le sitúa como uno de los compositores contemporáneos más importantes en lo que a música coral se refiere.

Pärt, quien se ha mostrado "muy feliz y agradecido" al recibir la noticia de la concesión del premio según las declaraciones recogidas por los organizadores, nació en 1935 en Paide (Estonia), sólo cuatro años antes de que el Estado pasase a formar parte de la URSS.

Estudió piano, flauta, oboe y percusión antes de cumplir los veinte años, edad en la que realizó sus primeros intentos compositivos.

Graduado en el conservatorio de Tallin en 1963, mostró ya madurez formal en su "Sinfonía No. 1" (1963) y en sus años de estudiante compuso piezas que aún permanecen en su catálogo oficial, como las orquestales "Nekrolog" (1960) o "Perpetuum mobile" (1963).

La innovadora "Credo" (1968) es fiel ejemplo de la lucha entre dos mundos contrapuestos que se libró en su obra a finales de la década de los sesenta, cuando su música destaca por una utilización muy personal de la técnica del "collage", aunque más oscura y dramática, unida a una gran influencia de la tradiciónbarroca.

Pärt se sumió después en un retorno a los orígenes mediante el estudio de la música vocal cristiana, el canto gregoriano, la escuela de Nôtre Dame y la polifonía renacentista.

Los dos mundos que llevaba tiempo explorando se expresaron a la perfección en la creación del citado "tintinnabuli", técnica con la que ha mantenido una relación de más de 40 años y que le condujo a un 1977 especialmente prolífico, cuando compuso algunas de sus obras más interpretadas: "Cantus in Memory of Benjamin Britten", "Fratres", "Summa" y "Tabula rasa".

El estreno de "Tabula rasa" volvió a ser un acontecimiento que le abrió las puertas a un amplio reconocimiento internacional, una influencia que por su carácter altamente individual y su religiosidad fueron vistos por el régimen soviético como una amenaza.

Detenido en el aeropuerto de Moscú por disidente, los medios comenzaron a tildarle de "traidor a la patria" y, finalmente, las autoridades soviéticas le recomendaron salir de Estonia. Desde allí inició su periplo a ciudades como Austria y Alemania, donde las grabaciones de sus composiciones aumentaron su fama.

Tras la independencia de Estonia en 1991, Pärt restauró su relación con el país. En 2010, regresó definitivamente a su país, donde vive desde entonces, y fundó junto a su mujer Nora el Centro Arvo Pärt, cuyo objetivo es crear y mantener su archivo personal y oficiar como lugar de encuentro para músicos, investigadores y amantes del universo musical.