EFEGinebra

Una versión reducida y sin grandes premios del Festival de Locarno, también afectado por la pandemia de COVID-19, se inicia hoy con la proyección de la película "First Cow", de la realizadora estadounidense Kelly Reichardt.

Aunque la competición principal fue cancelada a finales de abril, ya que Suiza continúa prohibiendo los eventos con más de mil personas este verano, Locarno acoge desde hoy y hasta el 15 de agosto el llamado "Festival por el Futuro del Cine", consagrado a apoyar el séptimo arte en un año difícil para la difusión cultural.

Este año no habrá Leopardo de Oro, el principal galardón del festival, pero sí se entregará un Leopardo 2020, junto a una suma de 70.000 francos (64.000 euros), en la sección "el cine de mañana", donde se presentan los proyectos inacabados de 20 cineastas, cuyos rodajes se han visto interrumpidos por la pandemia.

En esta peculiar competición participan el argentino Lisandro Alonso, con su producción "Eureka", su compatriota Lucrecia Martel, que prepara el film "Chocobar", y la brasileña Juliana Rojas, con "Cidade; Campo".

El jurado en esta sección principal lo compondrán la mencionada Reichardt, una de las más figuras más prominentes del cine independiente norteamericano, además del israelí Nadav Lapid, ganador del Oso de Oro en Berlín el pasado año con "Synonyms", y el cineasta de Lesotho Lemohang Jeremiah Mosese.

El festival aprovechará también el paréntesis de 2020 para echar la vista atrás a sus 73 años de historia, mostrando algunas de las películas más importantes en ediciones anteriores, desde "Alemania, año cero" de Roberto Rossellini, a "India Song", de Marguerite Duras.

Las proyecciones de películas al aire libre que han hecho famoso al festival, y que tendrán aforos muy limitados debido a las medidas sanitarias en Suiza por la pandemia, mostrarán películas de Mongolia, Birmania (Myanmar), Filipinas, Indonesia y Malasia.

Muchas de las películas podrán verse en directo vía virtual a través de la web oficial del festival, aunque es necesario registrarse para ello y algunas de ellas también tendrán un aforo digital limitado.