EFEBangkok

El músico español Pablo Díaz-Reixa, más conocido como El Guincho, comenzó en Tailandia la gira de presentación del directo de su último álbum, "HiperAsia", cuyas melodías se inspiran en el ambiente de los mercados asiáticos.

El artista canario, que apuesta por ir más allá del mero contenido musical, lanzó un disco "wearable" a principios de enero en formato pulsera, que incluye un chip que se lee a través del teléfono móvil y que permite acceder a una web que exhibe no solo un universo sonoro, sino también visual y experiencial.

"La idea viene de cuando trabajé con Björk en 'Biophilia'. Me dijo que un disco es mucho más que un conjunto de canciones, que es una experiencia de 360 grados", apuntó Díaz-Reixa que se mostró agradecido a la artista islandesa por haberle aportado esta visión en una entrevista a Efe.

El concierto tuvo lugar en Bangkok durante el festival de arte urbano Bukruk, celebrado en The Jam Factory, un complejo diseñado por el arquitecto tailandés Duangrit Bunnag, lugar de culto de los hípsteres locales.

Sobre el escenario lo acompañaron Aleix Clavera y Borja Rosal, ambos integrantes del grupo Extraperlo y, el último en incorporarse, Pau Riutort, que toca en Beach Beach que "es más joven y aporta mucha fuerza al directo", indicó el músico.

Después de popularizar sonidos tropicales y africanos en su segundo disco "Alegranza" (2007), en el nuevo trabajo El Guincho cambia de rumbo y explora nuevos ritmos.

"Se caracterizan por unas estructuras más repetitivas y menos obvias que, a priori, pueden resultar un poco extrañas pero con las que te puedes identificar más tarde", señaló.

Las melodías de "HiperAsia" tratan de transportar directamente al tumulto de los bazares asiáticos de las afueras de Madrid que Díaz-Reixa utilizó como ejemplo para explicar a su ingeniero de sonido, Brian Hernández, la textura que buscaba para su nueva obra.

"En el fondo es como estar aquí en Bangkok, con la gente comiendo en la calle, los mercados", añadió el artista de 31 años sobre el sonido de su nuevo disco, en el que también admite la influencia de estructuras del K-pop coreano.

Este trabajo, el cuarto de su carrera en solitario, refleja así la "fascinación" que Díaz-Reixa siente por Asia, continente que ha visitado con frecuencia desde que a los 23 años empezara sus giras por todo el mundo.

Las letras relatan las experiencias que vivió en Madrid donde "llevaba un estilo de vida muy radical, durmiendo dos o tres horas al día durante un año mientras grababa y donde vivía más en la calle", recordó.

Esta fue la segunda actuación de El Guincho en Bangkok después de la que hizo en 2010 en la presentación de su tercer trabajo "Pop negro".

Díaz-Reixa fue el batería de la banda Coconot y colaboró con otros grupos como La Orquesta de la Muerte antes de iniciar su carrera en solitario con el álbum "Folías" en 2006.

Tras la presentación en Tailandia, El Guincho tiene previsto tocar en varios países latinoamericanos, incluidos Perú, Chile o México, país por el que asegura sentir una gran atracción, así como en ambas costas de Estados Unidos.

También prevé presentar "HiperAsia" en España durante el próximo mes de abril, aunque las fechas están aún por cerrarse.

Ana González