EFEMontevideo

Una réplica del trofeo Jules Rimet conquistado por Uruguay en 1950 y un viejo balón de fútbol exhibidos en una vitrina son algunos de los objetos que forman parte de la sala del Museo Mundial del Turismo, inaugurada este viernes en el país suramericano.

Ubicada en un hotel de Montevideo, esta refleja la historia de una industria "dinámica" que "se fue haciendo en los últimos 50 o 60 años y hoy se ha transformado en uno de los principales sectores de la actividad del mundo entero".

Así lo indicó a la prensa el ministro de Turismo de Uruguay, Tabaré Viera, quien participó de la inauguración junto al viceministro, Remo Monzeglio, y a otras autoridades del sector.

"Los museos son muy importantes porque muestran el trabajo, la historia, la cultura, básicamente de dónde venimos. Allí nos vemos reflejados, nos traen recuerdos, nos enseñan cosas. Además los museos son vivos, por lo tanto, siempre están de alguna manera en construcción", explicó.

Boletos de avión, el uniforme de un piloto, mapas, obras de arte, objetos antiguos, dinero que ya se encuentra fuera de circulación y fotografías son algunos de los objetos que pueden apreciar los visitantes que llegan al lugar.

También, una vieja camiseta de la selección uruguaya y una réplica de la Copa Libertadores, certamen que los equipos de ese país conquistaron en ocho oportunidades.

Durante la inauguración, el español Alberto Bosque Coello, coordinador esta iniciativa en el mundo, brindó un corto discurso por videoconferencia en el mostró su emoción por llegar con el museo a "la tierra del Candombe".

"La magia que estamos haciendo con el Museo del Turismo es que sin ningún presupuesto y sin ningún movimiento económico estamos logrando divulgar la historia del sector. Lo estamos haciendo en muchos países, hoy llegamos a Uruguay pero estamos ya en 12 países", puntualizó.

Finalmente, Bosque Coello detalló que muchas de las cosas que se pueden ver en las vitrinas fueron "rescatadas del olvido".

"Hay cosas de ese tipo que son una fotografía, una postal, un folleto, un libro turístico que normalmente las tenemos todos los que trabajamos en el sector en un cajón o un armario", agregó.

Añadió que con el "pequeño espacio que se ha creado" en el hotel Holiday Inn se da valor a lo que hicieron las personas que los precedieron dentro del sector.