EFEMadrid

La leche de chiva, los boniatos y la carne "sin contaminaciones" que tomó de niño explican la "resistencia" de Eliades Ochoa, el "johny cash" cubano, superviviente del Buena Vista Club Social, y creador imparable que ha incluido España en la gira de presentación de su último trabajo.

"Vamos a bailar un son" es el disco número 25 de su carrera, que ha presentado en una gira que comenzó el 24 de enero en México, que ha continuado por Alemania, Bélgica, Holanda, Portugal y Gran Bretaña y que concluirá el 28 de febrero en España, con una actuación en el Galileo Galilei de Madrid.

"Estábamos ensayando y haciendo una canción de Agustín Lara, 'Como la nube se impone al sol', y se me ocurrió la idea del disco", explica a Efe el guitarrista, cantante y productor (Santiago de Cuba, 1946), al que acompaña en ese tema el también cubano Pablo Milanés.

"Somos de origen campesino los dos. Hace cualquier cosa y todo lo hace bien. En esta canción, que yo oía cantar a mi papá, nos intercambiamos todo el tiempo las voces, la de primo y la de segundo", detalla el artista.

Con la cantaora Argentina hace otro tema, "Un bolero para ti", compuesto por el propio Ochoa en un momento de su vida "que sentía tristeza por no estar con la mujer amada", y que en esta ocasión cuenta con la guitarra de José Quevedo "Bolita".

"Escuché a Argentina en Huelva (sur de España) y me gustó muchísimo su voz y su forma de desenvolverse en el escenario. Llegamos a tener una amistad y nos pusimos de acuerdo para hacer este tema. Yo creo que ha quedado muy buen dúo", alaba.

Del disco también le gusta "muchísimo" como ha quedado el tema "María Cristina", del que ha hecho una nueva versión, o "No quiero celos", "Pregón santiaguero" y "Para ti, Nengón".

"He hecho arreglos nuevos de algunos pero todos son temas muy fuertes de la música cubana. Donde había un coro de mujeres he puesto de hombres y al revés o donde había guitarra he añadido el tres. Suena distinto pero igual porque la armonía es intocable", subraya.

Hace 22 años que hizo el disco "sonero" que fue un éxito "inconmensurable", "Buena Vista Social Club", y de aquella banda única siguen "on the road" Omara Portuondo, Barbarito Torres, Manuel "Guajiro" Mirabal o Ry Cooder, entre otros.

"Hemos salido buenos -se ríe-. Yo soy tan resistente porque nací en el campo y tomé mucha leche de chiva, boniato y carne sin contaminaciones".

Inseparable de su sombrero guajiro -"tengo muchos pero nunca voy a acordarme de cuántos"- Ochoa insiste que él es "un músico de Santiago de Cuba, un campesino, un sonero santiaguero, nada más que eso".

Mantiene que sabe que la fama existe, pero que él no la conoce: "hay muchos famosos y yo, a lo mejor, algún día la conozco pero no lo se", se ríe.

"Soy Eliades Ochoa, el mismo campesino de las entrañas del campo, de las montañas del viento. Muchos me dicen el 'johny cash' pero él era negro", bromea de nuevo.

Tiene público "donde quiere que va" porque, sostiene, la música que él hace "es la mejor": "los espectadores del sitio que sea del mundo donde yo toque lo demuestra, porque cantan conmigo y les gusta mucho lo que yo hago", presume.

"Quiero tocar y cantar, vivir en el escenario. Quiero trabajar con mis compañeros, vivir esa familiaridad gigante siempre", desea el cubano.

Ochoa, ganador de 5 Grammy Latinos, actúa con el Cuarteto Patria, por el que pasaron miembros de la Vieja Trova Santiaguera y que ahora forman Jose Angel Martínez, Eglis Ochoa, Jorge Maturell y Raony Sanchez.