EFERoma

La última película de Paolo Sorrentino, "È stata la mano di Dio" ("Fue la mano de Dios"), representará a Italia en la carrera por el Óscar en su 94 edición, anunció hoy la comisión encargada de la selección italiana.

Sorrentino (Nápoles, 1970) ya ganó el Óscar a la Mejor Película Extranjera en 2014 por "La Grande Bellezza" ("La gran belleza").

En esta ocasión lo hará con "Fue la mano de dios", una película con la que se llevó el León de Plata Gran Premio del Jurado en el 78 Festival de Venecia, este año, mientras que su protagonista, Filippo Scotti, ganó el Premio Marcello Mastroianni al talento emergente.

La comisión que selecciona la candidatura italiana la eligió entre otras diecisiete cintas, entre las que estaba "Tre piani", con la que Nanni Moretti compitió en Cannes, y otras como "Ennio", el documental de Giuseppe Tornatore sobre su amigo Morricone.

Sorrentino aspira a entrar en la lista con las quince películas preseleccionadas por la Academia para competir por la mejor película internacional, que se conocerá el próximo 21 de diciembre, mientras que las cinco finalistas se harán públicas en febrero de 2022.

La ceremonia de entrega de los Óscar tendrá lugar el 27 de marzo de 2022 en Los Ángeles.

Se trata de la película más personal del realizador napolitano, en la que recuerda su adolescencia y la trágica pérdida de sus padres a causa de un escape de gases nocivos de una chimenea del que él mismo se salvó por estar viendo un partido de Diego Armando Maradona.

Un episodio que Sorrentino siempre ha considerado casi milagroso: "Creo en el poder semidivino de Maradona", reconoció en Venecia sobre el Pibe de Oro, toda una deidad en Nápoles.

"Fue la mano de Dios", que también cuenta en su reparto con su actor fetiche, Toni Servillo, llegará a las salas italianas a partir del 24 de noviembre, mientras que en Netflix estará disponible desde el 15 de diciembre.