EFERío de Janeiro

El cantante Gilberto Gil aseguró hoy que "ningún avance viene sin lucha, sin sacrificio y sin retroceso" y animó a sus compatriotas a "dar un paso hacia delante", en referencia a la victoria del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, en los comicios de octubre pasado.

Una de las voces más representativas de la música brasileña, Gil expresó que "el camino no acaba en un paso, sino que uno lleva a otro", durante un debate sobre la situación de Brasil, la cultura y la música en el marco de la Fiesta Literaria de las Periferias (FLUP) de Río de Janeiro.

"La vida es así, un paso para delante, dos para atrás", pero "lo que cuenta al caminar es el paso a paso, no paramos en el paso que damos, damos un paso que lleva a otro", declaró Gil, en alusión al triunfo de Bolsonaro, contra quien el cantautor abiertamente manifestó rechazo durante la campaña electoral.

Gil, uno de los impulsores en la década de 1960 del movimiento cultural de protesta Tropicalista, también hizo una mención al exilio que se vio obligado a ejercer durante la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 y afirmó que "seguirá trabajando y cumpliendo su misión".

Al lado de la cantante Liniker, una de las referentes de la comunidad transexual y la juventud negra del país, el cantautor y exministro de Cultura habló también sobre los deseos más libertarios de la juventud que, según Gil, acabaron por convertirse en un "alegato por la libertad".

Durante el debate, sobresalieron temas como el feminismo, la igualdad, la música y el comportamiento de la sociedad, que calentaron el público desde el inicio.

Gil y Liniker recordaron episodios de la dictadura e hicieron algunos paralelos del periodo con la creciente popularidad de Bolsonaro, líder de la ultraderecha, capitán de la reserva del Ejército y un nostálgico del régimen militar.

En ese momento, el público empezó a gritar "él no", consigna que se volvió popular tras las masivas protestas organizadas por movimientos sociales y feministas contra el presidente electo a lo largo del proceso electoral.

En el acto también hubo tiempo para la música y Gil deleitó al público al corear los versos de su tema "Era nova".

El músico forma parte de la lista de artistas invitados a la FLUP, una feria nacida en las favelas cariocas y que este año celebra su séptima edición y reivindica la cultura negra.

La FLUP, que abrió sus puertas el martes y se extenderá hasta el próximo día 11, reunirá a más de 80 artistas nacionales e internacionales en una feria en la que sus organizadores y militantes defienden el uso de la cultura como herramienta de resistencia en un evento que denominan "utópico, importante y simbólico".