EFEMontevideo

El escritor español y director de los ciclos literarios de "Aragón Negro" y "Panamá Negro", Juan Bolea, destacó en una entrevista con Efe que uno de sus sueños es consolidar una red de festivales sobre la novela negra en España y América.

El también periodista y crítico se desplazó a Montevideo para participar en la "Semana Negra de Uruguay", marco en el que imparte hoy el taller "La gestión cultural como desafío creativo".

En este sentido, explicó que el fin de crear esta unión hispanoamericana es formar una serie de objetivos y ayuda para los creadores, así como acercar este género a la gente.

"En los últimos años he combinado la creación literaria con la gestión cultural, algo que no es fácil, pero que a mí me resulta muy complementario", relató el autor de 59 años.

Bolea, además, señaló que mediante esos festivales intenta descubrir nuevas historias y nuevas voces, y bromeó diciendo que sus colegas lo llaman "terrorista", porque él pone "la bomba" y "se va corriendo".

"Yo voy a un sitio, dejo una idea -esa es la bomba- y esa idea tal vez funcione", explicó con una sonrisa el que también fue concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Zaragoza (España) entre 1995 y 1999.

Uno de esos explosivos lo tiró hace tres años durante la Feria del Libro de Panamá, cuando propuso a su director crear unas jornadas dedicadas a la novela policial en el marco de la siguiente edición de este evento.

"Fue un éxito y ahora hemos montado un festival de novela negra. Empezamos ahora en septiembre y yo creo que va a funcionar muy bien", auguró el intelectual.

Bolea resaltó también que este género policial no era muy popular en este país centroamericano, pero que a raíz de ese encuentro algunos periodistas panameños hallaron "un vehículo de expresión".

"Los reporteros de sucesos de los periódicos panameños van a convertirse rápidamente en novelistas, porque van a encontrar en el festival un lugar donde formar y formarse", apostilló el creador de las aventuras de la meticulosa inspectora Martina de Santo.

Pese a ser un amante de la vieja escuela -ya que escribe sus obras en pluma y lee libros del siglo XVII y XIX "con encuadernaciones antiguas de papel de biblia y lomos de piel"- Bolea opinó que los nuevos sistemas de publicación, como el libro electrónico, pueden ser "uno de los elementos que realmente consiga eliminar la sombra de futuras crisis económicas".

Este creador también ha sembrado semillas por la novela negra en México, Nicaragua y Uruguay y ahora espera que den su fruto.

"Creo que Uruguay puede entrar en esa gran cadena que estamos montando. Para nosotros sería muy importante que este festival (el de la Semana Negra de Uruguay) tuviese vínculos con Panamá, con Aragón (España), con la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) de México y con la Semana Negra de Gijón (España)", subrayó el escritor.

No obstante, Bolea no solo gestiona festivales en torno a este género policial, pues también es el director del ciclo "Escritoras españolas", así como de "Océanos y Libros", una colección de antología de escritores latinos contemporáneos.

Otro de sus próximos proyectos es ver cómo su novela de suspenso psicológico "Parecido a un asesinato" (2015) da el salto a la gran pantalla, ya que señaló que está hecho el guión cinematográfico.

Sarah Yáñez-Richards