EFEGijón

El escritor Juan Pedro Aparicio ganó hoy el XXII Premio Internacional de Ensayo Jovellanos con la obra "Cuchillos cachicuernos contra puñales dorados: ensayo sobre nuestro desamor a España", que indaga sobre la "conocida incomodidad nacional para sentirse español", según el acta del jurado.

El jurado eligió la obra de Aparicio (León, 1941) entre las 159 procedentes de 19 países que se presentaron este año al Premio, al valorar que "trata de entender las causas del alejamiento de los ciudadanos de la idea de unidad nacional".

El ensayo galardonado incorpora opiniones de historiadores, filósofos, escritores y antropólogos, como José Álvarez Junco, José Ortega y Gasset, Julio Caro Baroja, Claudio Sánchez Albornoz y Américo Castro, que desde diversas perspectivas ideológicas analizaron el pasado de España para tratar de entender las causas del alejamiento de sus ciudadanos de la idea de unidad nacional.

"Aparicio defiende la tesis de que la preeminencia de Castilla en el devenir histórico ha desvirtuado la originaria naturaleza plural de España, y analiza el pasado para comprender el presente y afrontar el futuro", dijo el presidente del jurado, José Luis García Delgado, quien ensalzó la "brillantez narrativa" del texto.

Aparicio, quien recibió en 2012 el Premio Castilla y León de las Letras en reconocimiento al conjunto de su carrera, fue Premio Nadal en 1988 por "Retratos de ambigú".

Aparte de la novela, ha cultivado también el ensayo, el artículo periodístico, el relato corto y el libro de viajes.

Como narrador se dio a conocer en 1975 con "El origen del mono y otros relatos".

A la XII edición del premio, convocado por Ediciones Nobel, se presentaron 159 obras de 19 países, en su mayoría de Iberoamérica, y especialmente de Argentina, Chile, Venezuela, Colombia y Cuba.