EFEMadrid

La covid hizo que Les Luthiers salieran de España como si estuvieran huyendo, pero a partir del 29 de enero retoman la gira que dejaron en suspenso, "Viejos Hazmerreíres", una antología en la que desbordan su ansia de escena estos "simpáticos payasos".

"Ha sido desgarrador estar tan lejos del escenario", dice a Efe Carlos López Puccio, ilusionado con recuperar el contacto con el público.

En marzo de 2020, la pandemia les sorprendió de gira por España: incertidumbre, cierre inminente de aeropuertos, cancelación de espectáculos y confinamiento. "Fue una brecha en el tiempo, como un rayo que todo lo destruía y nos encontramos huyendo".

"He pasado este tiempo prácticamente encerrado", continúa Puccio, quien asegura que para cualquier artista que trabaja en directo "ha sido desgarrador estar tan lejos del escenario". Ahora le emociona volver a tener contacto con seres humanos de "carne y hueso".

"Tengo una gran expectativa y un deseo enorme de escuchar las risas reales y el placer que reportan", afirma.

En la misma línea, Roberto Antier, uno de los últimos integrantes en sumarse de manera fija al grupo argentino, indica que Les Luthiers es un espectáculo teatral en "estado puro, donde el directo es esencial".

Y es que "dos mil personas riéndose de lo mismo, al mismo tiempo, en comunión de arte y humor", no es comparable al "streaming" por internet.

En el espectáculo recopilan algunas de las obras más celebradas del grupo bajo el hilo conductor de su popular "Radio Tertulia", donde interpretarán nuevas versiones de "Las majas del bergantín (zarzuela náutica)", "¿Quién mató a Tom McCoffee? (música en serie)" y "Loas al cuarto de baño (obra sanitaria)", entre otras.

También se incluyen nuevas piezas como "Receta Postrera", vals culinario interpretado con la "batería de cocina", un instrumento que consta de once sartenes y seis ollas. Populares por la creación de instrumentos, tampoco faltarán la mandocleta, la violata que parodia la viola o la Contrachitarrone da gamba, un híbrido entre guitarra y violonchelo.

Maestros en la parodia, conocedores de un género al detalle en el que se deleitan en todos su vericuetos y tics, incorporan la música de distintas maneras en función de las necesidades y a partir de ellas crean rocambolescos instrumentos, fruto de una portentosa imaginación, a los que no falta técnica.

El espectáculo recoge parte de su vasto material porque, según cuentan, no todos sus fieles lo conocen en su totalidad y era una manera de ofrecer al espectador un popurri de grandes éxitos.

"No hemos cambiado nada, lo hemos reflotado y completado con tanta ansiedad que nos hemos planteado una gira reivindicativa", dicen satisfechos del regreso.

Recuerdan con emoción la concesión del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017, momento en el que celebraban su 50 aniversario.

"Fue la concreción de nuestra carrera. Siempre hemos sido meros humoristas, unos simpáticos payasos, que hemos sabido sacar el máximo provecho en risas y el premio calificó nuestro trabajo de una manera encantadora y nos permitió ser socios del mismo club en el que hay figuras tan maravillosas", subrayan.

El grupo de músicos-actores-humoristas argentinos formado por Jorge Maronna, Carlos López Puccio, Horacio Turano, Martín O'Connor, Roberto Antier y Tomás Mayer-Wolf recorrerá España durante nueve semanas y ya tiene nuevo espectáculo en ciernes "Mastropiezos de Mastropiero", escrito antes de la pandemia, pero que ha visto retrasado su estreno, y cuya puesta en marcha esperan para finales de año.

"Estamos todos pasando por lo mismo, en el mismo momento, estar en la sala colmada riendo es una maravilla", concluyen Les Luthiers.

Por Inmaculada Tapia