EFESantiago de Chile

La carrera musical del español C. Tangana dio un vuelco en 2015. Harto de "trabajar para los demás" en cosas que no le interesaban, decidió cambiar su vida y apostarlo todo a un "caballo ganador": él mismo.

Ahora, después de batir todos los récords en España con su éxito "Mala Mujer", lo tiene claro: "es el momento de dar el salto a la escena internacional", confesó en una entrevista con Efe, durante su paso por Chile.

Antón Álvarez (Madrid, 1990) atiende a Efe en el marco de su presentación en el festival Red Bull Radio Pop Up Santiago, un evento de cinco días centrado en la promoción de la música en español y en especial de la latina, con claros guiños a la escena nacional chilena, que culmina este sábado con una serie de actividades.

En este contexto, C. Tangana explica que existe un "hueco para un blanco europeo", y que está decidido a ocupar ese lugar, al que se ha abierto con la publicación de su último trabajo, "Ídolo", una obra que persigue crear un "nuevo pop" que hunde sus raíces en un estilo emergente y tan abierto como es la "música urbana".

"Los músicos urbanos son los nuevos rockeros", afirma el madrileño, una idea que hace años parecía el sueño utópico de un puñado de artistas jóvenes con ganas de comerse el mundo sin más medios que un canal de YouTube y un estudio casero de grabación, pero que ahora cuentan con el apoyo de sellos discográficos a nivel internacional.

Dentro de este amplio y heterogéneo género musical surgen sonidos tan variados y tan entremezclados entre sí como el rap, el reggaetón, el dancehall o el grime, aunque todas las miradas se han fijado en el surgimiento de un ritmo en particular, el trap.

En este sentido, C. Tangana no tiene dudas al afirmar que "lo que se considera la moda del trap se acabará, pero aún así se quedarán cosas. Los beats de 808 Mafia -un grupo de productores de Estados Unidos que ha trabajado con artistas del calibre de Drake, Future o Travis Scott- llevan sonando cerca de diez años", lo que demuestra que "la escena urbana es ya muy grande".

Prueba de ello son los éxitos que ha cosechado su mayor hit hasta el momento, "Mala Mujer", que se encabezó la lista mundial de los "50 éxitos más contagiosos" de la plataforma digital Spotify y que le ha valido el galardón de Mejor Artista Revelación del año en "Los 40 Musics Awards 2017".

Fue tanto el revuelo causado por el vocalista, que dos artistas de la talla de French Montana y Farruko participaron en la elaboración de un mezcla que, según el propio C. Tangana, dibuja muy bien su estrategia para el futuro: "decirle al mundo que soy un punto intermedio entre ambos, entre la música urbana norteamericana y la latina", subraya.

Con esta misión ha desarrollado una "continua performance" en la que prácticamente reniega de su pasado, y se acerca a los convencionalismos del rap clásico con discos como "Agorazein Presenta: C. Tangana" o más experimentales como "LO E?S", con el propósito de centrar su presente y planificar a gusto su futuro.

Al fin y al cabo, como indicó el viernes en su concierto en el Teatro Cariola de la capital chilena, todo el trabajo anterior ha servido para que ahora pueda cantar la que es su "canción preferida" hasta la fecha, "Caballo Ganador", incluida en su último disco.

En ella conceptualiza la vida como una carrera en la que ha logrado el primer puesto, un éxito que aún así le deja un sabor amargo "cuando muerde el oro", sensación a la que confiesa que se "ha vuelto adicto" pero que le ha hecho "olvidar todo lo que antes sentía".

A ello se expone, según confiesa en un tono más personal, cuando decidió en 2015 convertir su estrategia comercial en una continua y gran performance, algo que le da energías y le provoca miedos a partes iguales.

Sin embargo, su apuesta es clara. Su talento no conoce de fronteras y el próximo objetivo a batir en su lista es conseguir en el extranjero lo que ha logrado en España con "Ídolo", una tarea para la que se siente preparado y por la que prometió a Chile que volverá "dentro de poco", esta vez para quedarse.