EFERoma

La florentina Galería de los Uffizi, la mayor pinacoteca de Italia, reabrió hoy tras 85 días de parón por la pandemia, aunque las visitas serán reducidas a la mitad y habrá distancias de seguridad ante sus grandes obras maestras.

"Confío en que este renacimiento sea un mensaje de esperanza para el mundo entero", celebró durante la reapertura el alcalde de la ciudad, Dario Nardella, acompañado por otras autoridades civiles y religiosas.

El director del museo, Eike Schmidt, ha opinado que su apertura "es el símbolo de una Florencia que resurge más fuerte de la oscuridad y de la crisis".

Sin embargo la Galería de los Uffizi, uno de los grandes emblemas de la cultura italiana, afrontará una reanudación "lenta" y gradual.

De lunes a viernes solo se permitirán las visitas en horario de tarde para permitir su completa desinfección y se ha reducido a la mitad el número máximo de visitantes, de 900 a 450, para evitar las aglomeraciones y eventuales focos de contagio.

La "nueva normalidad" en el museo también estará marcada por la distancia de seguridad. Por ello se han dispuesto puntos en el suelo desde los que admirar las obras más importantes de la colección.

Así se tratará de evitar las aglomeraciones que atraen pinturas como "El nacimiento de Venus" o "La Primavera" de Botticelli, el doble retrato de los duques de Urbino de Piero della Francesca, el "Tondo Doni" de Miguel Ángel o "La Medusa" de Caravaggio.

La mascarilla será obligatoria y los grupos no podrán superar los diez visitantes, siempre respetando la distancia de seguridad de al menos 1,80 metros y acompañados por un guía con sistema de auriculares para que estos no sea necesario acercarse para escuchar la explicación.

La reapertura de la Galería de los Uffizi fue una ocasión festiva, ya que en el último siglo solo tuvieron que cerrar otras tres veces: durante la Segunda Guerra Mundial, por la gran inundación de1966 y en 1993 tras un atentado mafioso en Vía dei Georgodili.

El director Schmidt explicó que en estos casi tres meses de parón se han perdido más de un millón de visitas, lo que se traduce en que las cajas del museo han dejado de ingresar 12 millones de euros (13.435.000 dólares).

Pero la crisis no termina con la reapertura de hoy porque en los próximos meses se esperan "unas visitas mucho más reducidas" y no prevén una vuelta a la normalidad plena hasta que no pase la crisis sanitaria.

"Nos encontramos en una fase intermedia", subrayó.

Italia, con 233.515 contagios y 33.530 muertos por el coronavirus desde el comienzo de la pandemia en el país, el 21 de febrero, está en pleno proceso de desescalada y prácticamente ya ha permitido la reanudación de todos sus sectores productivos y sus negocios.

Desde hoy además quedan permitidos los viajes entre regiones y se han abierto las fronteras para ciudadanos llegados desde la Unión Europea, que no deberán cumplir cuarentena.