EFEBuenos Aires

Ministros y secretarios de Cultura de varios países de América Latina y el Caribe se reunieron este miércoles en Buenos Aires, donde debatieron sobre el papel de las bibliotecas en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

La presidenta de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA, por su sigla en inglés), la española Glòria Pérez Salmerón, dijo a Efe que los Estados trabajan con unas metas "muy tangibles" para que los recintos de lectura formen parte de la agenda, iniciativa global impulsada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"Queremos asegurar que realmente desde los países se trabaja a través de las bibliotecas para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible", afirmó Pérez, quien dirigió el evento de este miércoles en el salón de los Pasos Perdidos del edificio del Congreso en la capital argentina.

Junto a ella participaron representantes de 13 países del continente más un enviado del Mercosur y el subsecretario de Cultura y Deporte de España, Javier García Fernández, que intervino por videoconferencia.

Cada uno de ellos expuso cómo se aborda la situación en sus países y todos se comprometieron a utilizar las bibliotecas como una herramienta más de la Agenda 2030.

Por los anfitriones, el secretario de Cultura, Pablo Avelluto, estuvo en la sesión de cierre por la tarde, en la que el debate se centró en el desarrollo y el acceso a la información en la actualidad.

Aseguró que la gestión de las bibliotecas es un asunto de "importancia" para el mundo porque el panorama cambió desde el acceso a internet y la popularización de los teléfonos inteligentes.

"El punto es cómo pensar las bibliotecas en un momento en el cual el mundo está produciendo información a un volumen nunca antes imaginados", sostuvo.

Por su parte, Pérez Salmerón, que ocupa la presidencia de la IFLA desde el año pasado, indicó que en América Latina la situación es "desigual" respecto al cumplimiento de los objetivos en las distintas naciones, por lo que es fundamental el apoyo de los gobiernos y legisladores.

"Hay algunas desigualdades y honrosas iniciativas, pero falta aprobar leyes que apoyen a los sistemas de lecturas públicas".

La titular de la IFLA destacó los proyectos llevados a cabo en varias ciudades de Colombia.

Además, la jornada puso el foco en el llamado tratado de Marrakech, proyecto cuya implantación permitirá a las personas ciegas un mayor acceso a la lectura al posibilitar el libre acceso a las obras sin abonar derechos de autor, algo que necesita leyes en cada Estado y que en Argentina se aprobó hoy.

"Seguramente mejorará la accesibilidad y permitirá a que tantísimas personas ciegas de nuestro país puedan acceder a los formatos digitales y a los diferentes formatos sin tener que pasar por los derechos de autor", consideró el director coordinador de la Biblioteca Nacional del Congreso de la Nación de Argentina, Alejandro Santa, en declaraciones a los medios.