EFEMoscú

Cheburashka, el popular dibujo animado que enamoró a millones de niños en la Unión Soviética, tendrá una segunda vida en nuestros tiempos, ya que varias compañías rusas han unido sus fuerzas para llevar la historia sobre el muñeco orejudo a la gran pantalla, según los autores del proyecto.

De acuerdo con un comunicado facilitado a Efe, en la iniciativa, que ha sido recibida con ilusión por los admiradores de Cheburashka -muchos de ellos ya adultos- participarán el estudio de animación Soyuzmultfilm, el 'alma mater' del dibujo, la productora Yellow, Black and White, así como los canales Rossiya-1 y STS.

"El legendario dibujo animado por primera vez aparecerá en la gran pantalla en una calidad absolutamente nueva y creada con ayuda de nuevas tecnologías digitales", señala el comunicado.

Se prevé que la grabación de la comedia sobre Cheburashka comience en 2021, mientras el estreno del filme, posiblemente, tendrá lugar un año más tarde.

"Tenemos por delante un reto ambicioso y de gran responsabilidad, crear una buena película familiar sobre un personaje querido por millones de espectadores y uno de nuestros símbolos nacionales", señaló Eduard Iloyan, director general de Yellow, Black and White.

Por su parte, la cadena Rossiya-1 agregó que Cheburashka no es solo un "orejudo entrañable" sino también un personaje que forma parte del código cultural de varias generaciones.

Al mismo tiempo, los autores del proyecto eludieron hablar del guion de la película, adelantando únicamente que no pretenden hacer una "escenificación literal" de las otroras conocidas aventuras de Cheburashka, que en la segunda mitad del siglo pasado cautivaron a los niños de toda la URSS.

Cheburashka nació en 1966 de la pluma del escritor infantil soviético Eduard Uspenski y tres años más tarde su fama lo llevó a la pequeña pantalla, donde el personaje adquirió sus características orejas enormes, imagen creada por el dibujante Leonid Shvartsman.

Fuera del espacio postsoviético, Cheburashka también encontró numerosos admiradores, sobre todo en Japón, donde hace una década fue estrenado un largometraje de animación basado en las andanzas del entrañable muñeco orejudo.