EFEBarcelona (España)

La rapera argentina Sara Hebe, de gira por Europa estos meses tras editar un recopilatorio de sus tres primeros discos antes de publicar el cuarto, a finales de año, considera que se ha hecho un hueco en una escena tan masculina porque "muchas mujeres desean escuchar voces femeninas".

"Soy feminista y las chicas se sienten identificadas. El público tiene ganas de bandas con mujeres y de escuchar voces femeninas porque la historia es machista y es terrible la justicia patriarcal", explica a Efe la cantante como motivo de que en sus conciertos abunden las mujeres.

Ahora "están más concienciadas y apoyan ese cambio porque es aberrante el machismo en Argentina, por ejemplo", agrega esta artista, que pasó de bailar hip hop y de actuar en el teatro popular a empezar a escribir letras que encajaba en ritmos en su primer disco, "La hija del loco" (2009).

Con ese trabajo participó un año después en el Foro Social Mundial de Porto Alegre y representó a Argentina en la V Cumbre Internacional de Hip Hop, celebrada en Caracas.

Le siguieron "Puentera" (2012), "Colectivo vacío" (2015), y el año pasado "Sara Hebe", un recopilatorio con un tema inédito, "No hay fronteras", y viejos éxitos como "Esa mierda", "Triple Nac" y "Asado de fa".

"De adolescente escuchaba a los Beastie Boys y a María Marta (grupo argentino de hip hop), bailaba dancehall, empecé a estudiar teatro popular, lo uní todo, me animé a escribir y dejé lo otro para hacer discos", explica Hebe (Trelew, 1983) sobre sus inicios en la cultura hip hop, donde buscaba "opinar a través de la poesía" sobre su "versión de la situación en Argentina y en el mundo".

Pero, asimismo, quería ser fiel a la palabra rap (rhythm and poetry) y "hacer poesía con ritmo", lo que le permitió "encontrarme con mucha música, conocer a Ramiro Jota y escribir también de cosas personales".

La entrada de Ramiro Bochatay (Ramiro Jota) da un vuelco a su carrera, pues "comenzamos juntos, cuando él empezaba a hacer instrumentales, y produjo dos temas de mi primer disco y todo el segundo y el tercero y también toca en directo".

Esa colaboración crea un sonido "punk y extraño, pero propio" donde el hip hop es "la columna vertebral", pero que se nutre también de la cumbia, el reggae, el dancehall, la chacarera, el rock, la electrónica, el funk o el punk.

"Somos de una época -relata Hebe- donde no estaba todo tan mezclado, pero escucho de todo y vengo del punk, del rock y de la cumbia, que arrasa en Argentina".

Tras actuar en España el pasado fin de semana, Hebe inicia hoy viernes una gira por Alemania, Suiza y Francia, con catorce conciertos durante todo el mes de junio, para volver en julio y agosto a ciudades españolas y seguir después con conciertos en Francia, Alemania e Italia, acompañada en toda la gira por Ramiro Jota -beats, bajo, guitarra y sampler- y Edu Morote -batería-.

Un recorrido por países en los que su música está teniendo mucha repercusión, como en Alemania, un éxito que le sorprende. "No entienden el idioma y lo principal de lo mío son las letras", resalta.

A finales de año verá la luz su cuarto disco, producido por Ramiro Jota, aunque también hay instrumentales de otros productores, y de los que ahora ya interpreta un par de piezas en directo, sobre todo "Violeta perro".

Con este álbum, proseguirá en su línea de "autogestión e independencia", ya que nunca ha trabajado con sellos discográficos, y aunque actúa en algún festival patrocinado -"si no, no hay casi sitios", razona-, no lo hace nunca para "movidas de gobiernos con los que no estoy de acuerdo".

Y para cuando salga el disco, Hebe lo presentará en el Teatro Flores de Buenos Aires, un recinto mucho mayor de los que suele pisar y "un lugar mítico" que supondrá "un salto" en su carrera junto a la segunda parte de la teleserie "El marginal", que mantendrá la banda sonora de la rapera de la provincia de Chubut.

Por Rafa Quílez