EFESao Paulo

Decenas de bomberos consiguieron controlar este jueves el incendio de grandes proporciones que destruyó parte de un galpón de la Cinemateca de Sao Paulo, que alberga al menos cuatro toneladas de materiales sobre la historia del cine mundial y de Brasil.

Una quincena de vehículos de los Cuerpos de Bomberos se desplazó al barrio Vila Leopoldina, en la zona oeste de la capital paulista, y cerca de 70 efectivos lograron esta noche controlar el fuego, que comenzó hacia las 18.04 hora local (21.04 GMT) cuando técnicos realizaban un mantenimiento del aire acondicionado.

Según explicó el portavoz de los bomberos, mayor Marcos Palumbo, las llamas se propagaron rápidamente debido a los materiales altamente inflamables almacenados en el local, como cintas cinematográficas, fotografías o copias de películas.

"Cuando llegamos, el fuego desafortunadamente ya había extendido, porque allí tenemos libros, discos, cintas, una serie de materiales que se incendian", dijo el portavoz a la cadena televisiva Globo News.

El galpón, que es un local de almacenamiento de algunos materiales pero no es la sede central de la Cinemateca, alberga al menos 2.000 copias de películas y cuatro toneladas de material de documentación de la historia del cine, según los cálculos de fuentes del sector.

De acuerdo con Palumbo, el fuerte incendio se propagó por un edificio que cuenta con unos 1.000 metros cuadrados, aunque todo el complejo tiene cerca de 9.000 metros cuadrados.

En declaraciones a los periodistas, la capitana de bomberos Karina Paula Moreira informó que el incendio fue "controlado" cerca de dos horas después aunque no fue "totalmente erradicado".

Explicó además que el fuego tuvo inicio en una sala de acervo histórico de películas ubicada en la primera planta del edificio y alcanzó tres salas, aunque la planta baja no fue afectada.

Las llamas no dejaron heridos y por el momento se desconoce la extensión de los daños materiales que provocaron.

"Estamos averiguando qué fue quemado y qué fue preservado en el interior de esas tres salas, probablemente nada. Pero en la planta baja hay una gran parte del acervo histórico que no fue alcanzada", resaltó la capitana.

"TRAGEDIA ANUNCIADA" EN EL MAYOR ACERVO DE SURAMÉRICA

El incendio fue lamentado por sectores políticos, culturales y civiles de Brasil, que criticaron la "tragedia anunciada" que amenazaba al mayor acervo audiovisual de Suramérica, con cerca de 250.000 rollos de filmes y un millón de documentos.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, afirmó en sus redes sociales que las llamas son "un crimen contra la cultura del país".

"El desprecio por el arte y por la memoria termina así: con la muerte gradual de la cultura nacional", escribió en su Twitter.

Hace unos días, la Fiscalía alertó al Gobierno brasileño por el riesgo de incendios en la Cinemateca y, el año pasado, llegó a entrar con una acción en la Justicia contra el abandono por parte de la administración pública y falta de contrato para la gestión de la institución, sumergida en una grave crisis financiera.

"Cuando entregamos la Cinemateca al Gobierno, en agosto del año pasado, llegué a declarar a la Fiscalía que (...) era un tragedia anunciada", dijo a Globo News el director de la exgestora de la entidad Francisco Campera.