EFEMadrid

Nacho Vigalondo, reconocido guionista y director de cine que llegó a las puertas del Óscar en 2005 con su corto "7:35 de la mañana", repite en TCM con la segunda temporada de "Vigalondo Midnight Madness", una propuesta cinéfila diferente, que cambia de formato y frecuencia para emitirse todas las semanas.

Los cambios, ha explicado el director de "Extraterrestre" en una entrevista con Efe, fueron una idea de TCM, pero no han podido hacerle más feliz. "En lugar de estar yo dando la chapa a cámara recibiré una videollamada de alguien interesantísimo y hablamos un buen rato de la película que vamos a ver después", señala Vigalondo.

Ahora, detalla, "cambia que normalmente las entrevistas suelen tener que ver con necesidades de promoción, pero aquí -adelanta- hablamos de la peli que el invitado haya escogido", con la única norma de evitar una película si ya la hubiera elegido otro invitado.

Así, el programa que comenzó siendo un espacio mensual en el que el realizador elegía y presentaba títulos que, según él, merecían ser rescatados, analizará ahora en profundidad las películas que elijan sus invitados sacadas del "fondo de armario" del canal de pago TCM, disponible en los principales operadores de televisión.

Una "conversación" en lugar de un monólogo, pero con una "situación" y una puesta en escena diferente en la que Vigalondo recibe las videollamadas de sus invitados en un lujoso salón donde no le falta de nada.

"La idea de imaginar a alguien confinado que acabase pareciéndose a un Howard Huges contemporáneo, decadente y con batín, me parecía un buen contraste entre ampulosidad y pobreza: es tenerlo todo y estar metido entre cuatro paredes, como en una cárcel pequeñita", señala.

Por otro lado, añade, "así hemos estado todos, metidos en cubículos llenos de contenidos y con acceso a información buena y mala y a cultura, buena o mala".

Como ejemplo de la variedad de comentarios y películas que le esperan al espectador, Vigalondo pone por ejemplo a Maya Molina, una niña de nueve años que eligió "El árbol de la vida", de Terrence Malick. "Se puede ser muy friki con nueve años", aclara.

Con ella, Damon Lindelof, creador de "Watchmen" o "Lost"; Mark Millar, guionista de cómics; Macon Blair, actor, director y productor americano ("Blue Ruin"); Gigi Saul Guerrero, actriz y directora mexicana, Alice Waddinton, directora y guionista española, Patrick Willems, youtuber americano, y Deforme Semanal, Isa Calderón y Lucía Litmajer.

Con "Vigalondo Midnight Madness", el director asegura que se ha salido de su "zona de confort" y considera que si en lugar de estos invitados hubieran seleccionado "a nueve cinéfilos oficiales" sería "un rollo".

"He descubierto que me hace más feliz dejar que las pelis vengan dadas por diferentes personalidades", confiesa.

Nominado al Goya, galardón de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, por sus "Cronocrímenes" (2007), Vigalondo, que ya se ganó a todos los friquis españoles con sus películas "Extraterrestre", "Open Windows" o "Colossal", confía volver a rodar al año que viene: "tengo mucha fe", se ríe, al tiempo que confiesa que tiene varios proyectos a punto, de la ciencia ficción al drama, como si de un juego de platos chinos se tratara, "esperando a ver cuál se cae".

El programa se emitirá en TCM a partir del próximo 4 de diciembre.

Alicia G. Arribas