EFEValencia (España)

Zeltia Moltes se hizo el Goya a mejor Música Original por su trabajo en "El buen patró", en una categoría en la que Alberto Iglesias podría haber batido su récord de once premios y que es la tercera ocasión en que se lo lleva una mujer.

Emocionadísima y sin poder contener las lágrimas, Moltes, que logró el Goya al segundo intento tras la nominación a mejor canción de "Frágil equilibrio" (2016), se refirió inmediatamente a sus padres.

"Mi madre tuvo que trabajar día y noche para pagar una medicación carísima y para que su hija pudiera hacer lo que le gustaba. Mi padre intento ser director de cine y cantar y espero que a través de mí sienta que lo consiguió", señaló.

La compositora quiso agradecer la confianza que puso en ella Fernando León de Arana, director de "El buen patrón", que ha llegado a esta gala de los Goya con veinte nominaciones, récord de la historia de los premios.

Y recordó lo dura que es la composición para las mujeres, que han tenido pocas oportunidades. "Se lo dedico a todas las mujeres que no se acuestan por las noches componiendo música".

Moltes se refirió no solo a los largos años de estudio para poder componer música, sino también a los quince años tras acabar la preparación en los que parece que la formación no es suficiente.

"Es una profesión muy precaria, me gustaría que los productores reflexionaran sobre el valor de la música para sus películas...quieren que produzcamos bandas sonoras como las de Hollywood, con veinte o treinta veces más de presupuesto", lamentó.

Moltes se impuso a Fatima Al Qadiri, nominada por "La abuela", Alberto Iglesias ("Maixabel") y Arnau Bataller ("Mediterráneo").

Es solo la tercera vez que el Goya a mejor banda sonora recae en una mujer. Las dos anteriores fueron Eva Gancedo, por "La buena estrella" (1997) y Aránzazu Calleja y Maite Arroitajauregi, por "Akelarre" (2020).